Villa Parque San Miguel: tras la toma del servicio por parte del municipio, comenzó a faltar el agua en el barrio

Portada Servicios Públicos

El presidente de la asociación civil Villa Parque San Miguel, Gabriel Napal, se refirió a la polémica decisión de lxs concejalxs del oficialismo de aprobar una eximición del pago del servicio de agua para lxs habitantes del barrio. Para el dirigente barrial la medida esconde las deficiencias que el municipio tendrá en la prestación. Sin ir más lejos denunció que, tras la toma del servicio efectuada el 22 de septiembre, comenzó a faltar el agua en el barrio.

“Tomaron el servicio el miércoles. El tanque estaba lleno. Tenemos una reserva de 48 horas y en la noche del viernes, ya nos quedamos sin agua. El sábado (25 de septiembre) tuvimos un corte de dos horas (desde las 12 y hasta las 14) y a las 16 se volvió a cortar. Recién el lunes a las 18:00 tuvimos agua. Ahora están dando agua a costa de camiones. Pero, ¿cuánto rinde entregar agua a camiones? A muchos vecinos ya les llevaron agua directamente a las casas. ¿hasta cuando se sostiene una situación así? Esto es una bomba de tiempo”, dijo Napal.

Y remarcó: “Cuando un político dice ‘te regalo algo’ y no me dice por qué, es para desconfiar. Por más que me beneficie, no es correcto no pagar el agua”.

El dirigente sostuvo que, en lugar de eximir, buscaban que el municipio cobre más caros los excedentes. Y como ejemplo mencionó que de las 95 casas que hay en el barrio, 90 tienen pileta. “Es necesario forzar una concientización, no regalar el agua”, expresó.

Recordó, además, que Villa Parque San Miguel existe como urbanización desde 1975 y que, desde ese momento hasta el presente, la asociación realizó una serie de inversiones para garantizar el abastecimiento de agua a lxs vecinxs. Recién en diciembre de 2018 la zona quedó incluida dentro del ejido de Villa Carlos Paz.

El vecinalista destacó que a las viviendas llegaba agua potable con regularidad y calidad. “El año pasado, con la sequía que hubo, no tuvo falta de agua ni 10 minutos”, graficó y detalló: “El agua potable no es un tema de opinión. Tener agua potable significa que hay un laboratorio que certifica la calidad del agua. Si bien la COOPI hacía sus estudios por el contrato que teníamos con ella, nosotros cada cuatro meses contratábamos al laboratorio de la UTN (Universidad Tecnológica Nacional), que tomaba las muestras directamente desde las casas, las mantenía en custodia y luego nos entregaba los resultados. El otro laboratorio con el que trabajábamos era el CEPROCOR. Es decir: nosotros teníamos un agua potable que era abundante y suficiente”.

Sostuvo que con la anexión del barrio al ejido de Villa Carlos Paz buscaban tener lo mismo, pero esto no es lo que está pasando. En este sentido hizo hincapié en que el gobierno de Carlos Paz Unido está tomando la decisión de cambiar la fuente de abastecimiento de agua, sin contar con las autorizaciones correspondientes. “Hay un cambio de fuente que no está autorizado. Nos enteramos que tampoco estaba autorizado el cambio de fuente de Villa del Lago. No es que queremos meter palos en la rueda. Estamos buscando tener garantías de que los que teníamos, no lo perdemos”, expresó Napal y precisó que el último plan de manejo que tiene la planta de Cuesta Blanca data de 1982.

“Irresponsablemente y sin tener un estudio que lo avale, en los últimos años el gobierno municipal ha decidido proveer desde Cuesta Blanca a todo Villa del Lago, se acaba de tomar Villa Parque San Miguel y se está haciendo otro acueducto con la intención de alimentar al otro tanque que pretendieron expropiar como es el de Estancia Vieja. Eso significa que, a toda la zona de prestación abastecida desde Cuesta Blanca, se van a quedar más rápido sin agua”, advirtió Napal.  

Hasta el momento, el barrio se abastecía con agua del arroyo Los Mimbres (con una toma subálvea y otra de perforación, y contaba con una pequeña planta de tratamiento del fluido). Ahora el municipio pretende que el barrio sea abastecido con agua que viene directamente de Cuesta Blanca.

“Cuesta Blanca ya no tiene margen para que se le sigan anexando zonas de prestación. Les pedimos que por escrito presenten la factibilidad de abastecimiento de agua desde la planta de Cuesta Blanca. Les propusimos que a través de la Cooperativa San Roque se nos entregue agua, pero dijeron que era un problema político. Vinieron de pecho, sin escuchar los argumentos técnicos y tomaron el servicio de agua. El viernes (por el 24 de septiembre) se dieron cuenta que las cañerías no les dan y ahora están planteando hacer un nuevo acueducto desde el tanque Vivaldi hasta el tanque de nuestro barrio”, dijo Napal.

Y mencionó como ejemplo de imprevisión que el tanque del barrio está siendo llenado en estos días con camiones cisterna. “Eso es costosísimo”, insistió.