Vecinxs de Punilla Sur se reúnen para denunciar episodios de violencia institucional en Icho Cruz

Portada Violencia Policial

Un grupo de vecinxs de las localidades del sur de Punilla se está reuniendo para visibilizar hechos de violencia institucional, policial y abuso de autoridad por parte de trabajadores del municipio de Icho Cruz y de la policía de la provincia de Córdoba.

Este martes a las 19 hs. se realizará una nueva reunión en la plaza del barrio Solares de las Ensenadas con el objetivo de seguir sumando testimonios y avanzando en el desarrollo de un documento para presentar a las autoridades municipales.

La asamblea se conformó de manera espontánea después que se hiciera viral un hecho de persecución y hostigamiento de militantes feministas que estaban llevando a cabo una acción de visbilización en la localidad de Icho Cruz luego del hallazgo del cuerpo de Ivana Módica.

La Asamblea Feminista Punilla Sur expresó que la noche del sábado 20 de febrero integrantes de la agrupación junto a vecinas de los pueblos aledaños a Icho Cruz se manifestaron pacíficamente con carteles y consignas como “Ni una menos”, “Vivas nos queremos”, “Basta de matarnos”.

“Durante el transcurso de las intervenciones que hicimos en la vía pública de manera respetuosa con les vecines, sin insultos, ni daños, fuimos perseguides de modo intimidatorio por una camioneta de la Municipalidad de Villa Río Icho Cruz, la cual nos siguió incluso hasta el pueblo vecino fuera de su jurisdicción”, advirtió el comunicado.

“De regreso a Icho Cruz, sobre la Av. Argentina, calle principal de nuestro pueblo, el mismo vehículo apareció escoltado por un móvil de la policía, quienes violentamente y negando posibilidad alguna de dialogo, pretendieron allanar nuestro vehículo, registraron la patente e intentaron lo mismo con nuestros datos personales. Todo esto sin autorización para dicho acto, así como tampoco prueba alguna para las acusaciones de las que nos hacían responsables, incurriendo así en una violación a nuestros derechos”, continuó.

En ese momento, intervienen algunxs vecinxs que se encontraban en un bar y los amenazaron con clausurar el local.

A partir de que se difundió esta situación dando cuenta del accionar represivo y persecutorio de parte de la municipalidad de Villa Rio Icho Cruz y de la policía, se fueron conociendo otros hechos de persecución y hostigamiento a vecinxs comprometidxs socialmente, a trabajadorxs y jóvenes del pueblo.

“Largan un comunicado y ahí nos encontramos que no era un caso puntual. Estas personas trabajan en la municipalidad pero no tienen identificación y no sabemos cual es su función si son seguridad urbana o de tránsito”, aseguró a VillaNos Radio Matías Aguirre, uno de lxs vecinxs que está integrando la asamblea.

El jueves 25 de febrero se concretó el primer encuentro de vecinxs en repudio a este accionar y como espacio de denuncia de las vulneraciones de derechos humanos en la localidad y de demanda para que se apliquen políticas de género en nuestras localidades.

“El abuso municipal y policial no era solamente en ese caso puntual. Se tomaron la atribución de pedir documentos en la calle a chicos que transitaban por el pueblo, si son del barrio de Solares les decían que no podría circular en zona turística y que tenían que volver al barrio. A vecinos autoconvocados para festejar el carnaval se los agredió y les pidieron el documento”, contó Aguirre.

El intendente Paulo Tesio ni otro funcionario municipal se comunicó con lxs vecinxs para dar explicaciones sobre lo sucedido ni se acercó a la asamblea. “Queremos que la municipalidad exprese que función están cumpliendo estas dos personas, aqeremos que lleven su identificación. Su accionar es un atropello y estamos convencidos que no es la manera de tratar a la ciudadanía”, agregó.

Vale mencionar que además de violar el derecho a la protesta, la actitud de los trabajadores municipales da cuenta del incumplimiento de la Ley Micaela en la localidad que obliga a los funcionarios públicos a capacitarse sobre violencias y perspectiva de género.

En la zona se han cometido femicidios, femicidios vinculados de niños y casos de abuso sexual infantil. Por eso, es más que urgente que se avance en el desarrollo de políticas públicas de protección de los derechos de las mujeres, identidades disidentes, las infancias y adolescentes. Esto implica, en primera instancia, que se termine la criminalización de lxs jóvenes y las activistas feministas.

“Queremos que se clarifiquen estos hechos y se tomen medidas para que esto no vuelva a pasar. Queremos presentar un petitorio para que expliquen, queremos saber lo que está pasando para encontrar una soluciona a este abuso de autoridad. Esto se soluciona con políticas y ellos son los encargados de ejercerlas”, sentenció.

Foto: La Marcha de la Gorra