Tras el abrazo al hospital, el personal de salud no descarta un paro total

Portada Salud Trabajo

En el marco del plan de lucha por la reincorporación de lxs trabajadores de la salud despedidos y lxs trasladadxs arbitrariamente a fines de diciembre, este jueves se concretó una asamblea pública vecinal y abrazo solidario al hospital Gumersindo Sayago.  

La actividad fue impulsada desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la adhesión de la Multisectorial de la Salud de la Provincia. Estuvieron presentes trabajadorxs de la COOPI, los concejales Gustavo Molina, Daniel Ribetti y Jorge Lassaga, el referente de Capaz, Walter Gispert, y el excandidato a intendente de Carlos Paz Despierta, Emilio Iosa.

Al hacer uso de la palabra, Hugo Durán, secretario General Adjunto de ATE Córdoba, aclaró que se trataba de una nueva medida de visibilización del conflicto que, con el municipio, las y los trabajadores de la salud llevan meses sosteniendo producto de la intransigencia del intendente Daniel Gómez Gesteira.

Contó que se realizó una presentación ante el ministerio de Trabajo de la nación para que convoque a las autoridades locales y al gremio a una audiencia de conciliación, y remarcó que, “no hay solución del conflicto sin la reincorporación de los 8 despedidos y la reinstalación de los 5 trasladados compulsivamente”.

Durán recordó además que, en relación a las mejoras en las condiciones laborales, el personal de salud reclama el fin de la precarización (el 83% está bajo contratos, becas o locación de servicios) y el reconocimiento de derechos como licencia sanitaria, adicional por día feriado trabajado y declaración de trabajo de riesgo, entre otros puntos.

Hizo hincapié en que todas las medidas resueltas hasta ahora han sido para visibilizar el conflicto “hacia afuera”, y que desde el lunes se profundizará el plan de lucha “hacia adentro” del hospital y los dispensarios.

Adelantó, en este sentido, que ese día se realizará una asamblea en la Guardia del Sayago para definir cómo sigue el reclamo, y no descartó la posibilidad de resolver un paro total.

“La idea es que la medida se decida en asamblea y que sea acatada por todo el personal de salud. Hicimos todo lo que había que hacer buscando diálogo y hemos intentado no perjudicar a los ciudadanos pero todo tiene un límite”, afirmó, y responsabilizó por “lo que ocurra de ahora en más” directamente a la directora del hospital Sayago, Claudia Pereira, y el intendente Gómez Gesteira.

Durante el encuentro también se expresaron Ribetti, Molina y Gispert.  En este sentido, los ediles anticiparon que ingresarían al cuerpo legislativo el proyecto de ordenanza impulsado desde ATE para lograr la adhesión a las Leyes Provinciales 7625 y 7233 y cree una comisión para la creación de Estatuto y Carrera para trabajadorxs de la Salud Municipal.

En representación del Colectivo de Mujeres de la COOPI lo hicieron Karina Moyano (esposa de un trabajador) y Ana Melacrino (trabajadora de la COOPI). “Somos esposas, madres, hijas, sobrinas y trabajadoras de la COOPI. Venimos en solidaridad con este reclamo de los trabajadores de salud. Venimos a darle un fuerte abrazo y a expresar nuestro apoyo incondicional”, dijo Karina.

A lo que Ana agregó: “Venimos a decirles que no bajen los brazos. Que estamos en la misma lucha. Ustedes, lamentablemente ya han sido precarizados y están reaccionando contra ello. Nosotros, que tenemos una fuente de trabajo digna, no la queremos perder. No queremos ser precarizadas por el municipio. Queremos seguir trabajando para la cooperativa, donde tenemos condiciones dignas y queremos que ustedes las logren también”.    

Vale mencionar que se intentó realizar esta Asamblea Pública Vecinal en el interior del nosocomio, pero el municipio desplegó personal de Seguridad Urbana y efectivos de la policía para impedirlo. La actividad cerró con un fuerte aplauso y un abrazo al Hospital Gumersindo Sayago.

Fotos: Adriana Fossa