Tras 57 años de servicio, la COOPI fue despojada del servicio de agua

Coopi Portada Servicios Públicos

Pasado el mediodía del viernes 30 de abril, el municipio de Villa Carlos Paz procedió a tomar el servicio de agua, después de 57 años de trabajo solidario y eficiente de la COOPI. No hubo instancia judicial que frene la decisión unilateral e inconsulta del intendente Daniel Gómez Gesteira.

Hubo un inusitado despliegue policial en las plantas potabilizadoras de barrio La Quinta y la de Cuesta Blanca.

La decisión del Consejo de Administración de la COOPI fue entregar el servicio al no tener ya habilitadas instancias recursivas.

Solo 83 de lxs 170 trabajadorxs abocados al servicio de agua fueron absorbidos por el municipio.

Hasta el momento no se conoce el plan técnico con el que el municipio pretende garantizar la prestación del servicio. El municipio sólo informó que la administración funcionará en el edificio municipal de 8:00 a 14:00 hs. y ante cualquier reclamo o urgencia, los vecinos podrán comunicarse con la guardia telefónica al 436430, las 24 horas. 

A través de un comunicado que se difundió tras la toma, la COOPI aseguró que “sigue en pie”. 

“Nuestros 57 años de trayectoria estuvieron llenos de desafíos. Y este es un duro golpe, el más duro de nuestra historia. Pero las innumerables muestras de apoyo y reconocimiento recibidas son hoy nuestro principal impulso para seguir adelante”, expresa el documento que firma el Consejo de Administración.

Comunicado de la COOPI completo

“Hoy es un día triste para la economía social y solidaria de nuestra región y nuestro país: La Coopi fue despojada de la posibilidad de continuar brindando el servicio de agua potable. Finalmente, la inescrupulosidad de algunos, el silencio cómplice de otros, junto a una serie de incomprensibles decisiones gubernamentales y judiciales, se impusieron al diálogo, nunca aceptado por las autoridades, y a la búsqueda de soluciones consensuadas.

“No fueron los vecinos y vecinas quienes reclamaron que la Coopi deje de brindar el servicio de agua. Todo lo contrario. Fue a espaldas de la ciudadanía como se llegó a esta situación: no hubo audiencias públicas ni consultas al Concejo de Representantes. Nuestros 57 años de trayectoria estuvieron llenos de desafíos. Y este es un duro golpe, el más duro de nuestra historia.

“Pero las innumerables muestras de apoyo y reconocimiento recibidas son hoy nuestro principal impulso para seguir adelante.

“Porque seguimos convencidos de que al individualismo, a la voracidad y al egoísmo solo se le gana con solidaridad y trabajo colectivo. Porque seguimos creyendo que la Economía Social y Solidaria es una eficaz herramienta para la necesaria transformación social. Porque confiamos en que la mayoría de la ciudadanía nos seguirá apoyando. Por todo esto, la Coopi, sigue de pie”.