Trabajadorxs de los Espacios de Memoria denuncian flexibilización y vaciamiento

Portada Trabajo

“Sin trabajadores, no hay políticas de memoria”. Así de sencillo resumen lxs trabajadorxs de los Espacios de Memoria de Córdoba la denuncia de flexibilización y vaciamiento que difundieron a través de un comunicado, a días de cumplirse un nuevo aniversario del golpe cívico militar que inauguró uno de los periodos más terribles de la historia argentina.   

“Desde hace años somos testigos del constante deterioro de las políticas públicas de memoria y Derechos Humanos en la provincia. Esto implica serias dificultades institucionales como la inestabilidad en la atribución presupuestaria y la falta de personal en áreas claves que impiden la planificación del proyecto de trabajo y el normal desarrollo de nuestras tareas de recepción de visitantes, para lo que es necesario el mantenimiento mínimo de los sitios”, expresaron a través del documento.

Fernando González, delegado del Espacio para la Memora La Perla, dijo a VillaNos Radio que la situación ha venido empeorando. “En el año 2010, cuando se termina de conformar el equipo de trabajo de La Perla, éramos 19 trabajadores, todos contratados. Hoy somos 3 trabajadores de planta, un contratado, dos monotributistas y dos pases del Ministerio de Educación. Es decir: somos ocho trabajadores que seguimos sosteniendo el Espacio de Memoria.    

“Esto da cuenta de la destrucción de puestos laborales, pero también de la flexibilización y precarización laboral. Se han multiplicado las tareas para nosotros. Desde mantenimiento y limpieza hasta trabajos de investigación, recepción de los distintos colectivos de visitantes que vienen al Espacio. De manera muy preocupante estamos viendo el deterioro sistemático de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia en Córdoba”, expresó.

Además, consideró que los recortes obedecen a “la política del gobierno provincial de achicar el Estado”. En esa línea remarcó que la flexibilización laboral y vaciamiento también se repite en otras reparticiones y como ejemplo mencionó los hospitales y comedores del PAICOR.

La situación en el Campo de la Ribera y el Archivo Provincial de la Memoria no es muy diferente. En este sentido, Gonzales precisó que los reclamos fueron planteados ante el Ministerio de Justicia de la provincia. “El Campo de la Ribera está en obras hace cuatro años. Están yendo distintas empresas a terminar los trabajos y nunca lo finalizan. Los motivos son diversos entre los cuales está la falta de pago. Pero el estado de obra permanente tiene un impacto grande en la vida cotidiana de las y los trabajadores, y por supuesto para los visitantes. Hay salas cerradas, lugares inaccesibles, materiales de construcción por todos lados”, describió.

Detalló también que muchas de las áreas de los sitios de memoria “están vacías o funcionan de manera unipersonal”. Y como ejemplo mencionó que, en La Perla, Centro Educativo Eduardo Requena (que tiene 20 computadoras con conexión a internet, una sala de microcine y juegos) está vacío. Lo mismo sucede con el área de investigación que no tiene trabajadorxs desde hace cuatro años; el área de recepción funciona con una sola persona al igual mantenimiento.

“Estamos hablando de un predio de cuatro hectáreas y media, con salones muy grandes y una sola persona es imposible que pueda cortar el pasto, arreglar paredes, techos y humedad. Ahí es donde los demás trabajadores comenzamos a asistir en esas tareas”, manifestó.