Trabajador del hospital denunció por lesiones al secretario de Salud

Portada Trabajo

Un escándalo de importantes proporciones se registró el martes 29 de diciembre en el Hospital Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz.

La versión oficial del municipio sostiene que mientras recorría el nosocomio evaluando los daños ocasionados por el temporal, el secretario de Salud Pública Julio Niz fue agredido “sin mediar palabra” por un trabajador de Mantenimiento, Raúl Almada, “causándole heridas de diferente gravedad”.

Ante esto el municipio realizó una denuncia penal y el área de Recursos Humanos resolvió rescindir su contrato de manera inmediata “por justa causa”. “Es todo mentira”, retrucó Almada en diálogo con La Jornada.

El hombre (46) estaba vinculado al municipio hace seis años. Los dos últimos en Mantenimiento del hospital Sayago.

“Lo que pasó es la gota que rebalsó el vaso. Este muchacho (Niz), que no se apersonaba en el hospital muy seguido, vino otra vez a increparme y basurearme. Yo estaba en la ‘covacha’, debajo de las ambulancias donde tenemos las herramientas, poniéndome los guantes para ir a limpiar las bachas de la cocina, cuando bajó por la rampa y comenzó a denigrarme, diciéndome que era un negro de mierda de Colinas y que no merecía nada.

“Yo siempre me bancaba los malos tratos y me callaba porque atrás hay una familia que espera el sueldo todos los meses, pero esta vez quise levantar cabeza como diciendo ‘hasta cuándo’, y se me abalanzó. Me pegó en la parte derecha del cuerpo, hombros, codos y las manos; y me agarró a patadas.

“Cuándo él me dijo que yo me iba a trabajar y dejaba a mi familia sola, y que conocía ‘muy bien como somos los de la municipalidad’, ahí no sé lo que pasó. Cuando volví en mí, tenía a dos enfermeras tomándome la presión y dándome un vaso de agua. Dicen que le pegué. No me hago la víctima ni nada, pero se me puso la mente en blanco cuando me amenazó con mi familia”, relató.

Almada recordó que hace algunos meses ya había tenido una discusión con Niz frente a la directora del Hospital, Claudia Pereira.

“Cuando terminaban las asambleas me decía que no me podía prender en esas pelotudeces porque soy un negro de mierda y que como vivo en Colinas no valgo nada. Y siempre me basureó porque nosotros ganamos 18 mil pesos por mes y el 200 mil”, acusó. Y planteó: “Me duele como tratan a todo el personal de salud. Y siempre tienen tu contrato en la mano para amenazarte”.

Aclaró, asimismo, que no participa de “ninguna lista” como afirman desde el municipio.

“No estoy en ninguna lista, no pertenezco a la Coopi, ni estoy con ningún concejal. Sí peleo por la salud porque hace un año que no nos dan aumento, no tenemos ropa, y desde marzo no nos hacen un hisopado”, enfatizó.

Advirtió, además, que Niz implementó recortes en el área y que en la actualidad eran solo dos trabajadores para realizar mantenimiento al hospital completo.

“Decía que éramos muchos y los fue echando hasta que quedamos solo dos para atender 3500 metros cuadrados”, acotó. Almada confirmó, además, las amenazas y presiones a los trabajadores de la Salud en el marco del plan de lucha que vienen sosteniendo en reclamo de mejores condiciones laborales.

“Lo he visto a Roberto Buzzurro (director de Recursos Humanos del municipio) a la hora de las asambleas. Y el que depende del sueldo tiene miedo de salir. Si no venía Niz con la misma presión a decirme que no nos merecíamos nada, y que el intendente Daniel Gómez Gesteira le había dicho que no nos iba a pagar nada porque éramos unos negros de mierda de Colinas”, contó.

Tras lo sucedido, Almada fue a la Unidad Judicial donde realizó una denuncia contra el secretario de Salud Pública, Julio Niz, por lesiones. La investigación recayó en la fiscalía n° 3, a cargo de Jorgelina Gómez.

Fuente: La Jornada Web