Solicitaron la suspensión del traspaso del agua hasta tanto se garantice la continuidad de todos los puestos de trabajo

Coopi Portada Servicios Públicos Trabajo

Más de cuatro horas se extendió la audiencia concretada este lunes en la sede del Ministerio de Trabajo, en el marco de conflicto por el servicio de agua.  

En representación de la municipalidad estuvieron los abogados Darío Pérez y Marcelo Di Pietro; en representación de la COOPI el gerente general Rodolfo Frizza y el asesor letrado Aníbal Martínez; por el SIPOS estuvieron el secretario general Gustavo Valdez y el responsable de Prensa y Comunicación del gremio Jorge Boido.

En la audiencia el municipio dijo que enviaría al Concejo de Representantes un “instrumento” para absorber a lxs trabajadorxs de la COOPI, aunque no precisó de qué se trata y qué tipo de tratamiento requerirá para abrirse paso en el cuerpo legislativo.

“La situación es complicada. Cuando parece que logramos avanzar un poquito, no en grandes decisiones y definiciones sino que entiendan de que se trata dejar cientos de trabajadores en la calle. Cuando parece que avanzamos, aparece alguna actitud o planteo y volvemos a foja cero. No entienden nada, no les interesa nada”, dijo Valdez en asamblea al terminar la reunión.  

Sostuvo que “lo novedoso” es que los representantes municipales dijeron que la absorción de lxs trabajadorxs se haría a través de la sanción de una ordenanza. “En la propuesta va implícito reconocer que no es el intendente quien puede resolver incorporar a los trabajadores de la COOPI en las condiciones de legalidad y con respeto en sus derechos laborales adquiridos”, manifestó el gremialista.

Además detalló que se le ha solicitado al Ministerio de Trabajo que intime al municipio para que suspenda el proceso de traspaso del servicio hasta tanto no traigan el proyecto donde se detalle cómo van a resolver la continuidad de los puestos de trabajo.

“Seguimos sosteniendo que tienen que incorporar a todos y todas las trabajadoras. Hasta que no tengan la ordenanza, no pueden seguir avanzado en el proceso de toma del servicio”, dijo y remarcó: “No hay 26 de febrero, no hay recepción provisoria sino está resuelta la situación de todas y todos los trabajadores”.

La postura de la COOPI fue en la línea de cuestionar todo el proceso y enfatizó: “La única prestadora capaz de sostener la cantidad y calidad de puestos de trabajo es la cooperativa. No hay otra alternativa”.

En cuanto a los cuestionamientos de la municipalidad sobre la cantidad de trabajadorxs que hoy tiene la institución, Frizza contestó que es un orgullo seguir generando trabajo y que eso no puede ser un cuestionamiento. Y agregó: “Tenemos una ciudad que crece promedio un 3% anual. Cada año se incorporan más conexiones, más usuarios, más servicios. También crecen los reclamos porque sigue la obsolescencia de la cañería, merced a que ellos siguen sin aprobar los planes directores”.

La COOPI también planteó en la audiencia que en función de la presentación hecha ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cesen con todo el proceso. “Esta presentación tiene que ver con el avasallamiento de los derechos humanos. Les dijimos que no pongan en riesgo las responsabilidades del Estado municipal, provincial y nacional”, dijo Frizza.

También se le solicitó al Ministerio de Trabajo que interceda para generar una instancia de diálogo. “El proceso de diálogo ni siquiera está comenzado. Lejos está de estar agotado”, subrayó recordando la cantidad de veces que lxs sucesivxs presidentes de la COOPI (Edith Manera, Alicia Clerico y hoy Adolfo Mena), solicitaron ser recibidos.

Por su parte, el abogado Aníbal Martínez dijo que todo el traspaso del servicio de agua a manos municipales fue tildado de nulo e ilegal.

Sostuvo también que la propuesta de la que habló el municipio en la audiencia es lo mismo que vienen diciendo desde el 2016, sin embargo el “instrumento” no aparece. “Hoy ha sido una demostración vaga. Lo único que manifestaron es tener la voluntad política de llevar al Concejo un proyecto para la incorporación de todos los trabajadores, aunque eso también hay que ponerlo en tela de juicio porque se sigue hablando de cifras muy inferiores”, explicó el letrado.

En esa línea remarcó que la COOPI dejó expreso que en lugar de estar hablando de la continuidad de las fuentes de trabajo, hay que hablar de un nuevo contrato de concesión.