Resistencia popular a una obra que depreda el ambiente