Repudiaron que se avance en la liquidación de Carlos Paz Gas

Carlos Paz Gas Coopi Portada Servicios Públicos

El gobierno de Carlos Paz Unido aun no ha decidido qué pasará con el gas natural en la ciudad, sin embargo avanza en la disolución de Carlos Paz Gas, la sociedad anónima integrada por la Cooperativa Integral y el municipio que durante 15 años se encargó de la prestación del servicio.

Este martes 29 de diciembre se desarrolló una asamblea donde el socio  clase A (municipio) legalizó el nombramiento que hizo el intendente Daniel Gómez Gesteira de los tres liquidadores de la empresa: Roberto Rizzi, Fernando Cotti y Marcelo Cuevas, también directores en representación del municipio.

El socio clase B (COOPI) nombró a Blanca Pérez y a Mario Díaz como observadores de todo el proceso. Solo tendrán la función de controlar lo que se haga en el proceso de liquidación.

De esta manera, comienza el principio del fin de una empresa 100% carlospacense que tenía como premisa reinvertir los excedentes en la extensión de las redes domiciliarias y que el pago de la obra sea voluntario.

Desde la COOPI rechazaron que se empiece con el proceso de liquidación. Con una bandera  colgada en los balcones municipales, los trabajadores vinculados a empresa expresaron su rechazo a la medida.

Vale recordar que el 30 de noviembre venció el contrato societario entre el municipio y la Cooperativa Integral. El gobierno de Carlos Paz Unido (CPU) decidió dejar vencer todos los plazos y no resolver ni la continuidad de esta sociedad anónima con la COOPI ni crear una empresa nueva para seguir al frente de la subdistribucion del servicio de gas natural.

Todos los caminos parecen conducir a una privatización del servicio, que quedaría en manos de ECOGAS, la multinacional que tiene injerencia para intervenir en nuestro territorio ante la ausencia de una subdistribuidora.

A mediados de noviembre pasado CPU presentó de apuro una propuesta de creación de otra sociedad anónima VCP Gas, teniendo como socia a la Cooperativa San Roque. Sin embargo, luego trascendió que dicha institución no presentaba sus balances desde el 2016 y que tiene la matricula del INAES vencida desde hace dos años.

A eso hay que sumarle que el 7 de noviembre desarrollaron una asamblea donde se amplió el objeto social de la cooperativa -que hasta ahora solo la habilitaba a brindar los servicios de agua y energía eléctrica- para poder dar gas natural.   

Tras ese escándalo, donde nadie de CPU y mucho menos de la Cooperativa San Roque salieron a aclarar nada, devino el silencio. Los días pasaron y hoy estamos en proceso de liquidación de CPG, pero sin contar con una nueva subdistribuidora. Todo este proceso implica también a paralización de obras. Porque todos los frentes de obra fueron aprobados para CPG.