Punilla se levanta contra la autovía: “Estamos defendiendo el agua, el aire y la tierra”

Ambiente Justicia Política - Provincial Portada

El Punillazo sigue en marcha y continúa con las acciones de resistencia ante el proyecto de autovía “Alternativa a Ruta Nº 38 – Puente Costa Azul-La Cumbre” que pretende impulsar por segunda vez en el valle el gobierno de la provincia de Córdoba.

La conflictividad en la zona va en aumento a medida que se acerca el plazo establecido por el gobernador Juan Schiaretti para que inicie la obra en mayo. El jueves 7 de abril hubo un cruce con la policía en la Plaza Federal y en la parada anterior en “otro punto donde habían intentado entrar las máquinas a trabajar sin ninguna orden ni escrito por parte de fiscalía”, contó a VillaNos Radio India Henen, integrante de la Asamblea Ambiental Cosquín

“Nos avisaron que en la Plaza Federal había problemas con la policía. La policía vino a querer provocar a los vecinos diciendo que no se podían oponer a que salga la máquina. Quisieron obligarnos a identificarnos. Uno de ellos estaba sin identificación. Quieren hacer lío con nosotros que nos manifestamos pacíficamente”, explicó.

Luego de este episodio, se resolvió impulsar este sábado una convocatoria en la progresiva cero entre la ruta E-73 esquina Bercovich. “Hicimos una juntada en la progresiva cero. La idea era hacer una caminata hasta la plaza federal que por falta de tiempo se convirtió en una caravana”, contó.

El recorrido terminó en la Plaza Federal donde se concretó una volanteada informativa y un corte de media calzada en la ruta E-55. Allí se anotició a turistas de todo el país que el patrimonio natural, hídrico, arqueológico y paleontológico de Punilla está en riesgo.

“Estamos defendiendo el agua, el aire y la tierra. Este proyecto quiere destruir las cuencas hídricas principalmente la cuenca del Yuspe que le da agua al río Cosquín y de ahí al Primero y de ahí hasta Córdoba. La tierra que nos da absolutamente todo el alimento y toda la flora que nos da el aire. No es un capricho ambientalista”, manifestó.

“Este proyecto no solo pretende pasar por zonas rojas y amarillas de bosque, sino que desconoce y pretende destruir las comunidades indígenas. Va a destruir todo a su paso”, subrayó.

La primera propuesta planteaba una traza sobre el piedemonte de las Sierras Chicas, al este de la ruta 38. Fue frenada gracias a la movilización y la organización popular en asambleas de vecinxs de todo Punilla en 2018.

El gobernador y la empresa Caminos de las Sierras volvieron a la carga a fines de 2020. El nuevo proyecto tardó más de un año en elaborarse y plantó un trazado por el oeste.

En esta oportunidad la lucha estuvo atravesada por la pandemia. En una audiencia pública realizada de manera virtual y de participación limitada, el 90% de lxs expositorxs se expresaron en contra de la obra.

A pesar de esto, la Secretaría de Ambiente le otorgó la licencia ambiental y el gobernador Schiaretti dio el visto bueno para que la empresa Chediack avance cuanto antes con los trabajos una vez concluida la licitación del primer tramo hasta Bialet Massé por $ 5.1950.000.000. Caminos de las Sierras había estipulado una oferta inicial de $ 3.772 millones, es decir, se otorgó una sobrefacturación de 37,7%, según una investigación del portal La Luna con Gatillo.

Algunxs de lxs vecinxs que protestaron este sábado habitan terrenos sujetos a expropiación, porque por encima de sus viviendas pasaría la obra. Caminos de las Sierras hizo las mediciones en el barrio El Mirador de Bialet Massé rodeando las viviendas con efectivos de Infantería.

“No respetan nada. Si alguien vive en la línea que trazaron para el proyecto, te miden la casa, te expropian y te dicen que te van a pagar los pesos que sea y que te tenés que ir. No tienen consideración por la vida. No les dan la alternativa de elegir quedarse por más que haya gente que diga que toda la vida junto para quedarse acá”, advirtió.

Henen aseguró que el proyecto es “ilegal por donde se lo mire” y fueron presentado 94 folios en Tribunal Superior de Justicia para pedir una medida cautelar que lo frene “hasta tanto se verifiquen las denuncias que hemos hecho del incumplimiento de todas las leyes ambientales provinciales y nacionales”. La última resolución en el marco del amparo ambiental colectivo fue que se negaba la cautelar.

En los municipios y comunas, se obviaron las leyes de participación ciudadana y otorgaron permisos de usos de suelo a espaldas de las poblaciones. Además, no se realizó la consulta a las comunidades indígenas, incumpliendo el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“El proyecto debería frenarse definitivamente. Mientras tanto, dijo el gobernador que comenzarían simultáneamente en 4 puntos. Si la justicia actúa como debe ser, esta obra no debería estar ni en proyecto”, indicó.

El proyecto también incumple el Acuerdo de Escazú que garantiza el acceso a la información, a la participación publica y a la justicia en asuntos ambientales. “Están incumpliendo totalmente el acuerdo. Se adoptó en el 2018 y Argentina verifico su participación como parte de todos los países que intervienen”, agregó.

La fuerza brota desde el proceso de organización forjado en 2018. “Nos mantenemos firmes porque tenemos el antecedente de haber frenado el proyecto por la montaña. Es posible”, destacó Henen.

“Acá en el 2018 recibimos los golpes de la policía que fue el punto final al proyecto. (…) Cada vez se hace más difícil. Nos mandan la policía, la Infantería como ocurrió en Paravachasca, ya ellos con las maquinas encima. Mandan a reprimir con violencia con detenciones. No queremos llegar a eso si la justicia actúa como debiera”, enfatizó la activista ambiental.

La represión y detenciones ocurridas durante la resistencia de lxs vecinxs del valle de Paravachasca a la autovía de la ruta 5 se conecta directamente con el incremento de la preocupación de las asambleas en Punilla por la presencia policial en los territorios en conflicto.

“Esta la posibilidad de que suceda exactamente lo mismo y queremos evitarlo. Estamos defendiendo el territorio por nosotros y la gente que viene después”, argumentó.

Esta semana se realizarán reuniones de cada una de las asambleas ambientales y se acuerda un plenario regional para coordinar acciones directas.