Pasaron a retiro obligatorio al comisario que intimidó a un periodista carlospacense

Portada Violencia Policial

El Ministerio de Seguridad del gobierno de la provincia de Córdoba decidió el pasado martes 30 de marzo pasar a “situación de retiro obligatorio” al comisario Mayor Elías Mauricio Mielgo,, que estaba al frente de la Unidad Departamental de Marcos Juárez.

La decisión llegó luego de que se hicieron públicas las cartas documento intimidantes que el excomisario envió al periodista carlospacense Andy Ferreryra y al legislador radical Dante Rossi. “El @gobdecordoba tiene una concepción inclaudicable y definitiva en cuanto al respeto irrestricto del derecho a la libertad de prensa, como así también de los derechos que reivindican los valores de un Estado verdaderamente republicano, federal y profundamente democrático”, señalaron desde el organismo a través de la cuenta oficial en Twitter.

La situación comenzó cuando el periodista publicó dos notas en Canal 12 donde contó la denuncia de Mariela Neira, una mujer policía, contra Mielgo por violencia de género. En diciembre de 2018 la ya había denunciado situaciones de abuso y acoso ante el Tribunal de Conducta Policial, sin que se aplique ninguna sanción. Ante la falta de respuestas, en febrero de 2020 emprende una demanda judicial. En abril de 2019 la denunciante fue dada de baja por cesantía. Mielgo, por el contrario, fue ascendido en diciembre de 2020 como director de la Unidad Regional Departamental Marcos Juárez.

El 12 de marzo de 2021, Ferreyra recibe una carta documento por parte de Mielgo donde –en un tono intimidante- le plantea que se retracte de lo expresado en las notas. “En ningún momento en el escrito pide derecho a réplica, que le asiste. De todos modos, nosotros buscamos la palabra del Tribunal de Conducta Policial y a la jefatura de policía para tener información y documentación sobre este caso que tiene ya varios años, sin que tengamos respuesta”, dijo el periodista a VillaNos Radio.

La carta también contiene agravios y subestimaciones contra Ferreyra. “Creo fue un intento por silenciar y acallar”, consideró el trabajador de prensa.

El legislador Dante Rossi también recibió una carta documento intimidante por parte de Mielgo. “Es indignante que un legislador provincial, para ganar protagonismo público, en lugar de hacerlo mediante el mérito y la importancia de su labor parlamentaria, que en su caso brilla por su ausencia, lo haga afirmando falsos hechos”, dice la nota difundida a través de Twitter por el periodista Dante Leguizamón.

Reunión del CISPREN. La jefa de la policía de la provincia de Córdoba, comisaria General Liliana Rita Zárate Belletti junto al comisario General Ariel Darío Lecler recibió el miércoles 31 de marzo a integrantes de la Comisión Directiva del CISPREN (Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación). En la audiencia, se acordó retomar nuevas capacitaciones a la fuerza policial sobre el derecho a la información y la libertad de expresión. Así como también la instrumentación y conocimiento del Registro de Trabajadores de Prensa (RETRAPREN) que acredita y es útil para la circulación y el libre ejercicio de la profesión de las y los periodistas en toda la geografía provincial.

“Queremos reeditar la experiencia, de nuestra parte tenemos la mejor predisposición y quien nos asesora en esta materia, el doctor Miguel Rodríguez Villafañe, comparte la idea de organizar una nueva jornada de capacitación, para explicar de qué hablamos cuando hablamos de libertad de expresión y cuáles son las responsabilidades y los límites, de los periodistas y de la fuerza de seguridad”, aseguró Mariana Mandakovic, secretaria general del gremio.

Repudio de la FCC. Las autoridades de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC) de la Universidad Nacional de Córdoba expresaron su preocupación ante la situación vivida por el periodista Andrés Ferreyra.

“Aunque el periodista intentó por diferentes vías obtener la versión del comisario y de las autoridades policiales, no obtuvo respuestas oficiales y, en cambio, recibió una carta documento remitida por el comisario Mielgo en la que exige una rectificación y, en caso de que ello no ocurriera, promete iniciar una querella penal.

“En este sentido, desde la FCC repudiamos cualquier actitud que interfiera con el acceso a la información, condición necesaria para el desarrollo de la actividad periodística en las sociedades democráticas, y se solidariza con Andrés ante el intento de intimidación por parte de un integrante de la institución policial”, expresa el comunicado.