“Nuestras familias vienen atravesadas por la angustia que genera la posibilidad de pérdida de las fuentes de trabajo”, señalaron desde el colectivo de Mujeres de la COOPI

Coopi Portada Trabajo

A través de un comunicado, el colectivo Mujeres de la COOPI hizo saber su malestar por la situación que atraviesa la institución ante el intento del municipio de Villa Carlos Paz de asumir la prestación del servicio de agua, sin que haya cuestionamientos a la calidad del servicio que se brinda.

El grupo está integrado por trabajadoras de la COOPI y por familiares de trabajadores (esposas, madres, hijas, hermanas). “Decidimos organizarnos y sumarnos a la defensa de un institución señera en Villa Carlos Paz y la región. Desde hace tiempo venimos padeciendo el plan injusto y persistente del gobierno de Carlos Paz Unido que busca destruir a la COOPI. Nuestras familias vienen atravesadas por la violencia simbólica y psicológica, el estrés y la angustia que genera la posibilidad de pérdida de las fuentes de trabajo. Una situación cruelmente sostenida a lo largo del tiempo”, se lee en el escrito.

Y remarca: “Muchas de nosotras somos único sostén de nuestras familias. Otras atravesamos, además de la carga del cuidado de nuestros hogares, una inestabilidad agobiante por la amenaza de que nuestros compañeros se queden sin trabajo”.

 

El comunicado completo

Somos un grupo de trabajadoras y compañeras de trabajadores de la Cooperativa Integral que decidimos organizarnos y sumarnos a la defensa de un institución señera en Villa Carlos Paz y la región.   

Desde hace tiempo venimos padeciendo el plan injusto y persistente del gobierno de Carlos Paz Unido que busca destruir a la COOPI. Nuestras familias vienen atravesadas por la violencia simbólica y psicológica, el estrés y la angustia que genera la posibilidad de pérdida de las fuentes de trabajo. Una situación cruelmente sostenida a lo largo del tiempo.

Muchas de nosotras somos único sostén de nuestras familias. Otras atravesamos, además de la carga del cuidado de nuestros hogares, una inestabilidad agobiante por la amenaza de que nuestros compañeros se queden sin trabajo.

La violencia que ejercen sobre nosotras la estamos pagando duramente con nuestra salud, por lo tanto exigimos al municipio de Villa Carlos Paz el respeto que nos merecemos como mujeres, trabajadoras y ciudadanas.

No podemos seguir tolerando tanto maltrato, difamación y violencia por parte del gobierno municipal. Lo hemos dicho en reiteradas oportunidades: queremos que nos dejen trabajar en paz y manteniendo las condiciones dignas que solo garantiza la COOPI.

Por eso, les exigimos a las autoridades municipales la apertura de canales de diálogo y le solicitamos que desistan de la decisión de despojar a la cooperativa de los servicios que brinda desde hace 57 años, con eficiencia, solidaridad y profundo compromiso.

 

Foto: Adriana Fossa