“Nos dijeron que el cementerio está desbordado”

Portada Salud

Gran preocupación generó entre lxs vecinxs de barrio Las Rosas Centro los trabajos en inmediaciones al cementerio municipal, incluso afectado una zona declarada Área protegida.

Según el relato de lxs habitantes del sector, el miércoles 30 de junio por la mañana tres máquinas municipales comenzaron con tareas que implicaron la quita de vegetación. “Nos despertamos con la novedad de que habían avanzado sobre los terrenos de la AP1 Camiare para ampliar el cementerio porque está desbordado. A nosotros no se nos avisó nada. De golpe avanzaron y empezaron a hacer las fosas”, expresó a VillaNos Radio Horacio Perotti, vecino del barrio.

Y describió: “Nos dijeron que el cementerio está desbordado. La encargada del cementerio nos dijo que no tienen más espacio y que le llegaban cuatro muertos y que no sabían dónde ponerlos. Eso denota la falta de previsión. La pandemia no tiene dos meses. Hace un año y medio que estamos en pandemia y se supone que deberían haber previsto este tema de alguna manera y no salir ahora, a tontas y locas, a ver dónde ponen a la gente. ¿Qué habrán hecho con los cuerpos? No lo sé. Pero esa es la situación”.

En el lugar quedaron cavadas cuatro fosas, aunque no fueron utilizadas tras el revuelo que generaron los trabajos en el lugar. “Estamos en vigilia para evitar eso, por lo menos hasta tener una entrevista con alguien de la municipalidad que nos explique qué van a hacer”, expresó Perotti.

Estaba previsto que lxs vecinxs se reunieran en la mañana del jueves el secretario de Desarrollo Urbano Ambiental, Gustavo García Setti, sin embargo, nadie se presentó. “Nos dijeron que a las 9.00 estaría por acá y son las 11 y no vino nadie. Sí vimos gente de la municipalidad sacando fotos, pero nadie se contactó con nosotros”, detalló el hombre y cuestionó la improvisación del gobierno municipal.

“Si pasaba esto en agosto del año pasado, era entendible. Pero no a esta altura, donde hace un año y medio que estamos en pandemia”, dijo y reparó también en el detalle -no menor- de que se está afectando un área protegida. “Carlos Paz tiene cada vez menos espacios verdes”, reclamó.