Mariana Caserio sobre la situación del servicio de cloacas en la Cuenca Norte: “La provincia tiene que intervenir”

Política - Provincial Portada

Tras casi 20 años al frente de la prestación del servicio de cloacas en Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino, la Asociación Regional de Cooperativas (ARCOOP) anunció que no puede seguir sosteniendo el servicio Cuencas Serranas.

Si bien la entidad está compuesta por 13 cooperativas del Valle de Punilla, la COOPI era central sobre todo en el aporte logístico, técnico y económico. Estaba previsto que la provincia asuma la prestación el 1 de junio, pero nadie se presentó. A partir de allí, comenzaron los problemas con el cobro de salarios de los 32 trabajadores afectados al servicio, que se encuentran en pleno plan de lucha.

Para la legisladora Mariana Caserio “el inicio de este problema se dio en Carlos Paz con ese ataque sistemático de la municipalidad a la Cooperativa”. Destacó que el servicio de la COOPI siempre fue ejemplar y que no se trató de cuestionamientos a la prestación, sino de un “capricho político”.

“Este conflicto empezó en Carlos Paz por un capricho político, un encono que tuvo el Ejecutivo a través de su anterior intendente, y del actual también. Era sabido que el desmantelamiento de la Cooperativa iba a repercutir en ARCOOP y es lo que está sucediendo. La provincia tiene que hacerse cargo de este problema. Estas 32 familias están pasando por una incertidumbre enorme. Sabemos lo que sucede cuando no se puede cobrar un sueldo”, expresó la dirigente.

Precisó que el déficit de ARCOOP-Cuencas Serranas es de 1,8 millones de pesos mensuales. Que para subsanar la situación es necesaria la intervención de la provincia, inyectando recursos. Sostuvo que por estos días se están dando reuniones para analizar la coyuntura y plantear acciones a corto, mediano y largo plazo. 

“Estamos solicitando que la provincia disponga de esos fondos para poder sostener el servicio de cloacas. En un principio se habló del traspaso al municipio y sabemos que no están en condiciones de asumir semejante déficit por mes. No hay mucha vuelta. Los municipios no pueden hacerse cargo del servicio, ARCOOP no puede afrontar este déficit, de modo que hay que implementar una estrategia que sí o sí implica que la provincia haga un aporte”, expresó.

Caserio se refirió a los ataques sistemáticos que ha padecido al COOPI por parte del gobierno municipal y que ahora esto también está siendo avalado por la provincia.

“Sabemos que el problema con la COOPI siempre fue político. Un encono que duró muchos años. Y la provincia avaló esto que no es sólo el traspaso del agua a Carlos Paz, sino que también le quitó el manejo a la planta de Cuesta Blanca. Todo lo que pudieron agravarle la situación a la Cooperativa, lo hicieron. Y hoy estamos en un problema que la provincia lo tiene que resolver”, dijo.

Y agregó: “La provincia trató de beneficiar políticamente a Carlos Paz. Hoy es un aliado estratégico de la provincia y no tuvieron en cuenta la necesidad de proteger a una cooperativa, en una provincia donde el cooperativismo es muy importante. Una cooperativa de más de 50 años de historia. Ha sido más fuerte el tema político que el institucional. Esto tiene una gravedad enorme”.

La legisladora dijo que ha solicitado audiencias para acompañar a los municipios y comunas del Sur, pero que “no hubo apertura para dialogar”.

“Ahora están viendo cómo solucionar el tema. Yo no recuerdo que un municipio o comuna tenga que depender del servicio de otro municipio. Creo que esto no lo hemos visto nunca. Por eso creo que tiene una gravedad institucional enorme”, reiteró.