Los transportistas de turismo protestaron por el derecho al trabajo y el municipio prometió hacer cumplir la ordenanza que prohíbe la circulación de vehículos de gran porte

Portada Trabajo Turismo

La Cámara de Transportistas de Turismo de Villa Carlos Paz concretó este miércoles una sorpresiva protesta en el municipio reclamando el cumplimiento de la ordenanza 4325 y medidas para proteger el trabajo de los locales.

Luego de un freno de la actividad durante 10 meses por la pandemia en 2020, los transportistas tenían expectativas por el inicio de la temporada de verano y el arribo de los contingentes de turismo estudiantil.

Vale mencionar que la normativa fue modificada en 2016 en medio de una gran polémica para prohibir la circulación de vehículos de gran porte dentro de la ciudad. Esto generó que sean transportistas locales quienes garanticen el traslado de los grupos de estudiantes en Carlos Paz.

No obstante, el municipio no está haciendo cumplir la normativa (es común ver colectivos de doble piso llevando contingentes). Además, transportistas de otras localidades compiten con tarifas más bajas porque no tributan en Villa Carlos Paz.

En este contexto, a primera hora de la mañana, los transportistas rodearon con sus vehículos los diferentes ingresos del Palacio 16 de Julio (Liniers, Costanera y San Martín) pidiendo ser atendidos por las autoridades municipales y respuestas urgentes.

Incluso abordaron al director de Servicios Públicos Germán Rivero cuando ingresaba al municipio. Tras un fuerte cruce en la vía pública, el funcionario mantuvo una reunión con un grupo de transportistas.

Al finalizar se comprometió por segunda vez (ya lo había hecho en una reunión a fines de enero) a intensificar los controles para garantizar el cumplimiento de la ordenanza. También aseguró que el ejecutivo enviará al Concejo de Representantes un proyecto para establecer el pago de un canon para los transportistas de otras localidades que presten servicios en Villa Carlos Paz.

De esta forma sostuvo que se equilibrarían las tarifas, entendiendo que los locales tributan todo el año al municipio. Luego de estas promesas, los transportistas de turismo levantaron la protesta.

Fuente: VillaNos Radio y  La Jornada