Las Organizaciones Libres del Pueblo concentraron en Carlos Paz para pedir un salario mínimo igual a la canasta básica

Política Portada Trabajo

La ciudad de Villa Carlos Paz fue uno de los puntos de concentración de las Organizaciones Libres del Pueblo (OLP) en el marco de una jornada de lucha a nivel nacional que se concretó este martes. El motivo fue demandar al gobierno de Alberto Fernández un salario mínimo, vital y móvil que equipare a la Canasta Básica Familiar de $68.359.

En Córdoba, la movilización se realizó unas horas antes del encuentro que estableció nuevo piso salarial en el país. Lxs manifestantes se concentraron en Puente Centenario alrededor de las 10 y marcharon hacia el centro de la ciudad hasta la sede local del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Participaron agrupaciones sociales y políticas, entre ellas Barrios de Pie, el Polo Obrero y las Organizaciones Libres del Pueblo.

Por la tarde, la Plaza del Avión de Carlos Paz fue el lugar de encuentro de un nutrido grupo de militantes de OLP. Pasadas las 18 hs. se realizó la lectura de un documento y volanteada en la zona céntrica para visibilizar los reclamos y las actividades en Punilla que viene desarrollando la agrupación.

“Fue multitudinaria la movilización en Córdoba. En todos los puntos del país se reclama. En Carlos paz hicimos un pequeño acto que se suma al plan de lucha nacional”, aseguró Patricia Cortez, referente de Punilla Sur.

Además, del aumento del salario mínimo se pidió trabajo genuino y obra pública en los barrios y un freno al ajuste sobre lxs trabajadorxs.

La organización viene realizando un fuerte trabajo territorial sobre géneros, cultura, trabajo y ambiente. En ese sentido, en nuestra ciudad se sumaron problemáticas regionales a las demandas a nivel nacional.

“Acá estamos denunciando los ecocidios de toda índole, los incendios forestales, la avanzada extractivista y la autovía. Está apoyada en una licencia ambiental trucha y audiencias desvinculantes con estudios ambientales no correctos. Hay necesidad de que el pueblo se una y tomemos conciencia de esa situación, porque el poder es nuestro”, advirtió Cecilia Cora, referente del Frente Cultural Che Adelita dentro de OLP.

“Nuestro trabajo apunta a la toma de conciencia y a la organización y nuestra consigna es resistir y luchar”, agregó.

La organización repudió el ajuste estructural y “la caída estrepitosa del poder adquisitivo de la clase trabajadora”, en un contexto de aumento del desempleo, el trabajo precario, la pobreza y la violencia de género en las localidades del valle.

“La verdadera grieta está entre el pueblo y el poder económico. Se definió este día porque es previo a una movida fuerte con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La deuda es con el pueblo no con el FMI”, opinó Cora.

A su vez, criticó la conformación del nuevo gabinete nacional: “Creíamos que iba a haber un viraje para un lugar más progresista y no está siendo así. Esto tiene que ver con una punta de crisis muy grande”.

Vale mencionar que el Consejo del Salario se reunió este martes por la tarde con representantes empresarios, autoridades gubernamentales y los referentes de la CGT, la CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma. Allí se actualizó el salario mínimo en tres tramos, llevándolo a 33.000 pesos en febrero próximo.

La nueva suba del 17% se añadió al incremento del 35% que se firmó en abril y será escalonada: un 9% en septiembre ($31.104), un 4% en octubre ($32.000) y el restante 3% en febrero ($33.000). Este monto está lejos de la demanda de los movimientos sociales.