La Multisectorial de Salud impulsa un nuevo paro para este jueves

Política - Provincial Portada Salud

La Multisectorial de Salud resolvió la convocatoria a un nuevo paro y jornada de protesta provincial para este jueves 15 de abril. De esta manera, continúa el plan de lucha del personal de salud provincial que incluyó el jueves pasado un paro y movilización.

La jornada de protesta fue valorada positivamente por la organización que destacó un alto acatamiento en hospitales y centros de salud de capital como del interior provincial. Como consecuencia de la medida, se notificaron algunas reincorporaciones de trabajadores hospitalarios despedidos arbitrariamente.

Los despidos han variado en distintos hospitales, hasta el momento, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) relevó 70 trabajadorxs cesanteadxs. “El hospital de niños tenía 4 enfermeras despedidas, logramos la reincorporación de dos, nos quedan las otras dos más dos de los servicios generales en otros hospitales. Hay un promedio de entre 5 a 8 trabajadores de salud despedidos en cada hospital público de la provincia”, detalló a VillaNos Radio Estela Giménez, Secretaria Adjunta de la UTS.

“Han sido despedidos con total precariedad sin aviso previo, indemnización y sin ninguna razón que lo justifique. Cuando nos hace faltan cientos de trabajadores para cubrir la demanda que estamos teniendo, no sólo en Covid si no también en otras áreas”, explicó.

A su vez, el gremio junto a otras organizaciones que conforman la Multisectorial, continúan exigiendo la reincorporación de la totalidad de lxs despedidxs, una recomposición salarial, el fin de la precariedad laboral y la contratación de más personal. Otras de las demandas son mejores condiciones de atención y cobertura a los afiliados de Apross y aumento de honorarios a los profesionales prestadores.

“Pedimos el pase a planta permanente. Además, estamos demandando una recomposición salarial de 70 mil pesos al básico. Un trabajador de la salud con un año de antigüedad tiene un sueldo de bolsillo de 43 mil pesos. Ni siquiera cubre la canasta básica de alimentos y este es un sueldo testigo de una enfermera o un médico”, aseguró.

“Nos venimos comiendo una pandemia y nos vamos a comer el resto por dos miseros pesos. ¿Quién paga un alquiler y quién come por 45 mil pesos?”, se preguntó.

Desde el año pasado, la agrupación viene ratificando la necesidad de una paritaria específica y mesas técnicas para abordar este difícil momento sanitario con políticas públicas particulares para el sector. Sin embargo, ante la falta de respuestas del gobierno provincial decidió continuar en estado de asamblea y convocar a un nuevo cese de tareas.

En ese sentido, Giménez anticipó que “se va a ir armando una movilización masiva de los trabajadores de la salud en las próximas semanas”. Ante los reclamos salariales se suma el pedido de elementos de protección personal y medidas más críticas para restringir la circulación y evitar un colapso del sistema de salud.

“El sistema no está preparado para recibir la segunda ola. Desde que empezaron las clases, se incrementaron las consultas por enfermedades respiratorias típicas del invierno que el año pasado no se veían, porque la gente tenía restringida la circulación. También hemos visto un aumento de niños que dan positivo por Covid y que requieren atención moderada y crítica”, sostuvo.

En los últimos días, los contagios de coronavirus registran valores récord desde el comienzo de la pandemia en el país. La sensación del sector de la salud es de abandono por parte del Estado ante la decisión de responder a una crisis sanitaria con despidos y sin mejorar salariales.

“El agotamiento y el estrés va a ser mucho mayor que en la primera ola, porque ahora sí que estamos solos. Estamos vacunados, pero eso no quita que no nos podamos contagiar y llevar el virus a nuestras familias”, subrayó Giménez.