La escalada de precios genera cambios en el consumo de alimentos

Economía Interés General Portada

El Centro de Almaceneros de Córdoba difundió el informe Económico Social de febrero, que determinó que la inflación de ese mes trepó al 4,07 por ciento y que la proyectada para el año es del 51por ciento.

El estudio revela también que el valor de la Canasta Básica Total, que determina la línea de pobreza, para una familia de cuatro personas fue de 88.931,80 pesos en Córdoba. Por otro lado, la Canasta Básica Alimentaria, que determina la línea de indigencia, fue de 41.979 pesos.

Vanesa Ruiz, gerenta general del Centro de Almaceneros detalló a VillaNos Radio que mensualmente el Departamentos de Estadísticas y Tendencias constata unos 133.400 precios de 57 componentes de la Canasta Básica de Alimentos. Los precios se relevan en 2300 unidades comerciales distribuidas a lo largo de toda la provincia de Córdoba. Hay 3100 almacenes y autoservicios, 158 supermercados y 15 hipermercados.

“Relevamos precios de Alta Gracia, Arroyito, Cosquín, Gran Córdoba, Villa Carlos Paz, Villa Dolores. Esto también le acompañamos con la encuesta de hogares de 2500 casos para llevar adelante el análisis social”, precisó. 

Los elementos que más aumentaron son: alimentos y bebidas 6,14 por ciento; bienes y servicios 4,20 por ciento; equipamiento y mantenimiento del hogar 2,80 por ciento; esparcimiento y cultura 3,50 por ciento; indumentaria y calzados 4,25 por ciento; transporte 7,18 por ciento; vivienda, agua, electricidad y otros combustibles 2,38 por ciento

El informe también determinó que el 39,85 por ciento de las familias no pudieron acceder a la totalidad de la Canasta Básica Alimentaria y el 71,9 por ciento de las familias compraron alimentos con algún tipo de ayuda estatal (AUH, tarjeta social, etc.).

Ruiz advirtió que la escalada de precios genera cambios en los hábitos de consumo y la consecuencia inmediata es el reemplazo de carne, frutas y verduras por productos más económicos (como arroz, papa, pan). Y ejemplificó: “Una familia necesitaría tomar ocho litros de leche fluida al mes y muchas veces el consumo está alejado de eso. Y lo que ha crecido casi en un 40 por ciento es el consumo de té y mate cocido”.

Al ser consultada sobre los programas de control de precios (como Precios Cuidados), la gerenta señaló que resulta necesario federalizar estos programas nacionales para que lleguen al interior y realmente sean una herramienta al alcance de las familias.

“Lamentablemente al ámbito comercial minorista no ha llegado prácticamente ninguno de estos programas. Precios Cuidados está para autoservicios e hipermercados. El año pasado se intentó implementar un programa se llamó ‘SuperCerca’, que iba a llegar al comercio minorista del cual prácticamente vimos una sola empresa con tres productos y muy poca presencia. Todos los otros productos no llegaron.

“El programa de cortes de carnes a precios accesible tampoco llegan a las carnicerías. Y este es un dato muy importante porque el 70 por ciento de lo que se consume diariamente es a través de la carnicería. Llega a algunos super e hipermercados y no todos los días”, afirmó.

Y remarcó: “Debería ser la consigna para este año: federalizar estos programas para poder darle mayor capilaridad. Si estos programas llegan al comercio minorista, le llegará a quienes verdaderamente lo necesitan: las personas que están en las barriadas de los distintos puntos geográficos de Argentina”.