Joaquín Paredes: a seis meses del crimen, dos de los cinco policías fueron liberados

DDHH Portada Violencia Policial

Este 25 de abril se cumplieron seis meses del asesinato de Joaquín Paredes, el joven de 15 años oriundo de Paso Viejo (del departamento Cruz del Eje), víctima de gatillo fácil.   

Familiares y amigos reclaman justicia y la determinación de responsabilidades de todos los policías involcucrados. Vale decir que, inicialmente, la fiscal de Cruz del Eje Fabiana Pochettino ordenó el apartamiento y detención de los cinco policías involucrados: Enzo Ricardo Alvarado (28), Maykel Mercedes López (24), Iván Alexis Luna (25), Ronald Nicolás Fernández Aliendro (26) y el sargento Jorge Luis Gómez (33).

Semanas atrás, la Cámara de Villa Dolores ordenó la liberación de dos de los imputados: Ronald Fernández Aliendro y Jorge Gómez. “Eso nos tiene aun más dolidos y enojados. Estamos con mucho miedo”, expresó Ivana Reynoso, integrante de la agrupación Justicia por Joaquín Paredes.

Sólo el policía que efectuó el disparo que mató a Joaquín -Maykel Mercedes López- está imputado por homicidio agravado; el resto solo la imputación de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, porque se negaron a prestarle auxilio. Desde la Cámara justificaron la liberación diciendo que con la imputación que tienen los acusados el proceso de investigación puede seguir adelante con ellos en libertad.

“La sensación que tiene la familia de Joaquín y sus amigos es que la fiscal no está haciendo bien su trabajo”, dijo Ivana y recordó  que los demás policías involucrados también efectuaron disparos hacia los jóvenes que se encontraban en la plaza, hiriendo gravemente a dos de ellos.

“Según testigos, hubo más de 40 disparos desde la comisaría. El día que supimos la imputación de los cuatros políticas restantes, nos indignamos. Matar no es abuso de autoridad. Que la fiscal diga que matar a un pibe, dejarlo tirado y seguir disparando es sólo abuso de autoridad, nos parece que no tiene lógica. Esa imputación no puede haber sido definida tan livianamente”, remarcó la mujer e insistió: “Dispararon a mansalva. Estaban descontrolados”.

Vale recordar que en el episodio también sufrieron heridas de bala calibre 9 milímetros Jorge Navarro (18), en el tobillo y la pantorrilla izquierda, y Brian Villagra (15), en el brazo derecho, además de una fractura de fémur, aparentemente producto de la caída. Ambos debieron ser trasladados 50 kilómetros hasta el Hospital Aurelio Crespo de Cruz del Eje.  

“El joven que fue herido en el brazo, al día de hoy no puede moverlo. Intentó irse del pueblo, porque la policía lo siguió hostigando y no se siente bien acá. Se fue con esa de buscar trabajo, pero su brazo no resiste. Ni siquiera puede sostener un balde”, describió.

Reclamo de JUSTICIA. La Mesa de Trabajo por los derechos humanos de Traslasierras convoca a vecinxs a acompañar a la familia de Joaquín Paredes este miércoles 28 de abril, a las 9.30 frente a Tribunales de Villa Dolores.