Ivanna Aguilera: “Es necesario garantizar una vida plena de derechos a las generaciones que vienen”

Géneros Portada

Ivanna Aguilera se define como una sobreviviente. Tiene 64 años y es una mujer trans que ha logrado superar la expectativa de vida promedio de la población travesti trans, determinada en 40 años.

Es una referenta histórica de la lucha por la ampliación de derechos para el colectivo TLGBIQNB+ y hoy es coordinadora del Área de trabajo con la comunidad trans, travesti y no binarie de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

En diálogo con VillaNos Radio, Ivanna se refirió a los 10 años de la sanción de la ley 26.743 de Derecho a la Identidad de Género. Vale recordar que el 9 de mayo de 2012 el Senado de la Nación sancionó esta norma que fue pionera en América Latina porque contempló el derecho de las personas travestis y trans a ser inscriptas en su DNI de acuerdo con la identidad autopercibida.

“Seguimos celebrando los 10 años de haber podido hacer realidad el anhelo que veníamos buscando hace tanto tiempo: poder ejercer la identidad por la cual nos manifestamos y nos autopercibimos. La ley vino a saldar esa deuda”, expresó Ivanna y destacó que, entre otras cuestiones, les permitió poder votar y hacer trámites “sin temor de que nos llamen por un nombre que no nos corresponde”.

Además, recordó el momento en que el proyecto fue sometido a votación y aprobado. “Recuerdo que participé de la vigilia que se hizo en Buenos Aires. Había vigilias en distintas provincias también. Estábamos muy cansadas porque fue un trabajo militante que habíamos hecho a lo largo y ancho del país. Recuerdo la euforia. Era un meza de sensaciones: tristeza, cansancio, alegría. Cuando escuchamos la votación a través de los parlantes puestos en la plaza, primero fue un silencio y luego la algarabía. Recuerdo a las compañeras llorando, recordando a les que ya no están. Fue impresionante”, expresó.

A lo largo de los 10 años de vigencia de la ley de Identidad de Género, 12.655 personas rectificaron su DNI para que coincida con su identidad autopercibida. Es decir, 26 de cada 100 mil habitantes, según un informe difundido este viernes por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) y la Dirección de Población del Ministerio del Interior.

Ivanna remarcó que “los derechos no solo hay que conquistarlos, sino mantenerlos y abonarlos para que se puedan llevar a la práctica”.

En este sentido abogó por el cumplimiento del derecho a trabajar y el establecimiento de una ley de reparación histórica para las personas travestis trans mayores de 50 años. Manifestó que la persecución al colectivo travesti trans se extendió más allá de la dictadura cívico militar y avanzó bien entrada la democracia.

Además, valoró el reconocimiento y la contención social con la que varias familias están abordando las niñeces trans. “Tiene la contención de sus familias, del Estado, y de la sociedad. Es importante que les niñes se puedan desarrollar en tiempo, pero es necesario crear las leyes para que, cuando sean adultes, puedan salir a la vida y sigan estando resguardados con derechos”, dijo y enfatizó: “Es necesario garantizar una vida plena de derechos a las generaciones que vienen”.