Icho Cruz y San Antonio se someten al criterio de abastecimiento de agua que fije Villa Carlos Paz

Portada Servicios Públicos

A través de la aprobación de un modelo de convenio a suscribir entre las municipalidades de San Antonio e Icho Cruz con Villa Carlos Paz, quedó establecido un marco regulatorio para el abastecimiento de agua a estas localidades.

El polémico convenio establece, entre otras cosas, que será el municipio de Villa Carlos Paz el que defina el valor de la venta de agua en bloque. “La falta de pago del importe aludido hará incurrir en mora de pleno derecho, sin necesidad de interpelación judicial o extrajudicial alguna, generándose automáticamente para la municipalidad de Villa Carlos Paz la facultad de aplicar un interés del 3% mensual sobre las deudas (…)”, se lee en ambos convenios.

El acuerdo con Icho Cruz va más allá y establece también que la situación de morosidad puede derivar en “la recisión del contrato  y/o suspensión de la venta/provisión de agua potable”. 

“Es un exceso que se disponga que una localidad se quede sin agua al contraer una deuda”, expresó durante la sesión el concejal de Carlos Paz Inteligente, Carlos Quaranta al tiempo que marcó la diferencia de criterio tenida con las dos localidades. 

En su alocución objetando la aprobación de estos convenios, también reparó en la falta de precisiones sobre cuánta agua se le entregará a cada localidad. “¿Cuánta agua ha autorizado el APRHI (Administración Provincial de Recursos Hídricos) para sacar del río? Ese volumen autorizado, ¿se delimita por comuna?, ¿o se supone que toda esta captación de la planta es agua del municipio de Villa Carlos Paz que luego determina los volúmenes que le otorga a cada localidad?”, preguntó el edil. 

Ninguna respuesta hubo de parte del bloque de Carlos Paz Unido que sólo defendió la aprobación diciendo que estos convenios fueron avalados por los cuerpos legislativos de ambas localidades. “Se les puede criticar el contenido, pero fueron convenios sancionados por los cuerpos legislativos internos y soberanos de cada una de estas ciudades”, dijo el jefe de bancada, Sebastián Guruceta.

La concejala Natalia Lenci, por su parte, criticó que la aprobación de este marco regulatorio no se haga a través del mecanismo de doble lectura y audiencia pública. “Sería importante que los vecinos pudieran conocer la situación del servicio y los convenios con otras comunas. Por estos días hay vecinos que están con escasa agua, con una situación muy compleja en Estancia Vieja. Para una mayor transparencia y conocimiento por parte de los vecinos, estos convenios deberína tratarse en doble lectura y audiencia pública”, consideró.

Lo cierto es que pese a las críticas, los convenios fueron aprobados con los votos de los concejales del oficialismo Soledad Zacarías, Sebastián Guruceta, Carla Livelli, Mariano Melana, Carina Fernández, Leonardo Villalobos y Patricia Morla.