Icho Cruz: el municipio mantiene la decisión de limitar el trabajo de Cardamomo y Doña Muzza

Cultura Portada Trabajo

A través de un comunicado, los emprendedores de Cardamomo y Doña Muzza denunciaron que las autoridades del municipio de Icho Cruz les niegan la habilitación de los locales para el desarrollo de actividades culturales.

“Estamos siendo víctimas de una de las persecuciones ideológicas más autoritarias y fascistas de los últimos 46 años. En el interior de Córdoba, en un lugar hermoso por su bello paisaje, los vecinos y vecinas están siendo rehenes de un abuso de poder y arbitrariedad por parte del ejecutivo de turno”, se lee en el escrito.

La denuncia se conoció a mediados de abril y aun sigue sin resolverse.

Cardamomo y Doña Muzza se ubican en la esquina céntrica de la localidad, convirtiéndola en una polo gastronómico y cultural muy concurrido. Desde el 2017 vienen ofreciendo un sinfín de propuestas artísticas de relevancia local, provincial y nacional. Han desfilado por su escenario muchísimos trabajadores del arte que han sabido colmar junto al público el espacio de canto, baile, reflexión y alegría.

“En una decisión unilateral, inconsulta y sin argumentos sólidos, la cúpula de la Municipalidad (Paulo Tessio, intendente, y Horacio Andreone, secretario de gobierno) han dispuesto la no renovación de la habilitación para eventos musicales dentro de estos espacios. Repetimos. Con explicaciones muy confusas, tergiversadas, cargadas de subjetividad y sin criterio alguno han dispuesto en un claro abuso de poder modificar las habilitaciones antes proporcionadas durante más de 5 años por la misma autoridad municipal”, se lee en el comunicado.

Sebastián Stanganelli, responsable de Doña Muzza, sostuvo que cuesta bastante entender los argumentos que esgrime el municipio para negar la habilitación para el desarrollo de eventos culturales.

“Hubo total carencia de diálogo. Nunca se nos notificó, nunca se nos llama y creemos que no hay la más mínima intención de generar un lugar de encuentro para buscarle la vuelta. En definitiva, lo que estamos haciendo es laburar. Esta decisión afecta la economía de todas las familias que están vinculadas a los dos emprendimientos”, dijo en diálogo con VillaNos Radio.

Por su parte, Lucas Terraf, gestor de Cardamomo señaló que el municipio nunca entendió que es trabajo de ambos locales es “un aporte cultural y un aporte al turismo”. “A veces no se entienden mucho la actitud de la gente que está en el poder en Icho Cruz”, afirmó.   

“Tenemos la certeza de que un lugar sin expresiones populares está condenado a la ignorancia y a la degradación de su identidad. Instamos a las autoridades involucradas a un diálogo sincero y sin caprichos para solucionar este conflicto. Seguiremos resistiendo para que la cultura sea para todxs”, cierra el escrito difundido a través de las redes sociales y que ha tenido una enorme repercusión.