Gran caravana por la salud, con fuertes críticas al intendente Gómez Gesteira

Portada Salud Trabajo

Más de 300 vehículos se sumaron este jueves a la caravana por la salud en reclamo por mejores condiciones laborales. La medida fue resulta en asamblea e impulsada por el gremio ATE que desde fines de diciembre vienen teniendo una decidida intervención en el tema y sumando adherentes y afiliadxs.

Con carteles y banderas, lxs trabajadorxs municipales de la salud manifestaron su malestar con el gobierno municipal que ha intentado deslegitimar el reclamo.

“Defendemos la salud pública”, “Que el barbijo no apague nuestras cobeces”, “Salud no firmó ningún acuerdo, intendente basta de mentiras”, “ayer esenciales, hoy descartables”, “el equipo de salud dice BASTA”, “todos somos UNO”, “Sr. Intendente con la salud NO, reincorporación de los profesionales ya”, “Sr. Intendente somos esenciales, no desechables”, “quien cuida a los que nos cuidan?”, eran algunos de los carteles que se pudieron ver a lo largo de la caravana.

El punto de partida fue el hospital Gumersindo Sayago. Allí también se vio la adhesión de trabajadorxs que por estar cumpliendo horario, no pudieron participar pero si salieron a aplaudir y alentar a sus compañerxs.

Tras recorrer las principales calles, la intención fue pasar por pleno centro de la ciudad. Pero la decisión del gobierno municipal fue cerrar la avenida 9 de julio antes del horario habitual y convertirla en peatonal. Allí se dio un breve altercad entre los dirigentes de ATE, con la policía y el personal de Seguridad Urbana.

El destino final de la caravana fue el playón municipal. Allí hubo fuertes discursos que cuestionaron con dureza al gobierno de Carlos Paz Unido.  

El primero en hablar fue Federico Giuliani, secretario general de ATE Córdoba quien calificó al intendente Gómez Gesteira de “inútil” y “títere de Avilés”.

“Abandonen la virtualidad, dejen de lados los zoom. Caminen el hospital y cada sala de salud en cada barrio. Pero fundamentalmente salgan a caminar la ciudad, porque Gómez Gesteira  se te prende fuego la villa, porque tiene problemas en todos lados. El problema no son los trabajadores y las trabajadoras. El problema no son los vecinos y vecinas. El problema es Gómez Gesteira  que es títere de Avilés y todos sus secuaces inútiles que no saben cómo llevar adelante la pandemia”, expresó.

Al hacer referencia a otros conflictos abiertos en la ciudad, el dirigente se refirió a la situación de la COOPI y dijo: “Es increíble que en plena democracia, la máxima institución de esta ciudad no sea capaz de recibir a los actores, representante e instituciones de la vida social y civil de Carlos Paz. Nos enteramos que los centros vecinales no son recibidos. Nos enteramos que ante el problema de la COOPI, tampoco son recibidos. Vaya mí respaldo y mí saludo para los trabajadores y trabajadoras de la COOPI por estar acá, ejerciendo plenamente la solidaridad. No con un parte de prensa o un comunicado, sino poniendo el cuerpo. Manos a mano, codo a codo. Embarrándonos en la cancha como tiene que ser”, dijo.

Y cerró su discurso diciendo: “Está claro que es la intendencia contra el resto. Somos todos contra Gómez Gesteira. Parece que se quiere llevar puesta la villa y me parece que está subestimando a la población”.

En el acto también hablaron dos médicos integrantes de la Multisectorial de la salud. Uno de ellos aludió a “los aprietes” del secretario de salud del municipio de Villa Carlos Paz, Julio Niz. “Niz los fue llamando de a uno y ofreciéndoles plata. Todos dijeron lo mismo: que vuelvan los compañeros despedidos”, relató.

La docente Silvina Bessone fue la encargada de acercar la solidaridad de la Multisectorial de Villa Carlos Paz. En su discurso recordó también el doctor Jorge Herrou, fallecido también al contraer Covid -19 en octubre de 2020 y dejó un mensaje directo para el intendente: “Revise lo recorrido y lo actuado porque sentimos que nos está soltando de la mano, gobernando solo para algunos. Cuide a nuestros médicos, enfermeros y a los auxiliares de la salud, se lo pedimos los vecinos. Necesitamos de su responsabilidad, solidaridad y acompañamiento. Procure aunar voluntades para hacer a la Villa Carlos paz la ciudad que todos merecemos”.

El último en hacer uso de la palabra fue el pediatra Roberto Álvarez, uno de los médicos despedidos el 31 de diciembre, quien focalizó en la fortaleza del reclamo, en la dignidad del personal de salud y llamó a mantenerse unidos.

“Es muy grave la situación que estamos viviendo. El miedo nos anula, si todos damos un paso adelante ¿nos van a despedir a todos? Este es el momento de animarnos. Hay una Carlos paz de la joda, de las luces, de la farándula. Hay otra del hambre de los sin techo y de la sensibilidad. Hay que buscar ese Carlos paz que no es tan frívolo”, dijo.

Y remarcó: “Este es un acto esencialmente democrático, estamos todos con un fin común que es la salud pública. Los que estamos acá tenemos dignidad. Ustedes que nos acompañan nos dignifican a nosotros y nosotros absorbemos la dignidad que hemos perdido. Democracia y dignidad son dos palabras maravillosas que nos tienen que conducir”.

Tras finalizar, fue aplaudido y abrazado por sus compañerxs.

Luego de ello, lxs trabajadorxs decidieron hacer una intervención en el edificio municipal. En las rejas que rodean el edificio municipal, dejaron colgados sus ambos de trabajo a modo de protesta, junto con los carteles que recorrieron toda la ciudad.