Giuliani: “La Justicia de Córdoba está adoctrinada por el Poder Ejecutivo de Schiaretti”

Gremial Portada

El secretario General de ATE y de la CTA Autónoma Córdoba habló con VillaNos Radio sobre la historia de ATE e hizo un repaso por la actualidad política, económica y social de nuestra provincia y el país. Los feminismos, la Justicia, el capitalismo y la coyuntura que están atravesando los pueblos de nuestra patria, en el foco del análisis.

“ATE es un sindicato de casi 100 años en un Estado Nación que tiene apenas algo más de 200. Podemos asegurar que ATE ha sido un actor central en el desarrollo del Movimiento Obrero en la Argentina, desde sus inicios”, expresó Giuliani y sostuvo que desde Córdoba se busca recuperar la mística de esas obreras y obreros que, desde el Teatro Verdi de La Boca, fundaron la Asociación de Trabajadores del Estado en 1925.

El dirigente sostuvo los principios y objetivos del gremio siguen vigentes: cobrar un salario por encima de la línea de la pobreza y condiciones dignas de trabajo. “La matriz estructural de los problemas de las y los trabajadores del Estado no cambió”, aseguró.

Giuliani hizo hincapié en el carácter orgánico de la crisis que está atravesando el sistema capitalista: “La pandemia vino a develar esa crisis civilizatoria y no es lo mismo enfrentarla con un Estado presente y del pueblo que con un Estado de las corporaciones”.

En ese sentido remarcó que hace 23 años que en la provincia gobierna el “cordobesismo” que ha venido a “ajustar sobre todos los derechos conquistados por la clase trabajadora como la educación y la salud, siendo sus trabajadores y trabajadoras las primeras afectadas por estas políticas que luego devienen en crisis sociales generales”.

En el ámbito de la salud, el dirigente dijo que han sido dos años muy difíciles que pusieron de manifiesto todos los problemas salariales y de precarización que padecen quienes trabajan en el sistema sanitario de Córdoba. “Esas personas que nos cuidan pero que no fueron cuidadas de la misma forma por el Gobierno”, afirmó.

Y añadió: “Hoy se está priorizando el capital por sobre la vida humana: este gobierno responde a los intereses del G6 -que son los grupos del poder económico concentrado de Córdoba- que son quienes le marcan la agenda al poder político provincial que, a su vez, irradia hacia los municipios definiciones macro que muchas veces son acompañadas acríticamente por los funcionarios locales”.

 

Villa Carlos Paz y la Justicia cordobesa

En ese sentido, el secretario General de ATE destacó la resistencia a los despidos, traslados y persecución que, “primero en soledad y luego con el acompañamiento de nuestro sindicato, llevaron y llevan adelante las y los trabajadores municipales de Villa Carlos Paz”.

“Hoy el pedido de reconocimiento y diálogo con la gestión municipal de ATE se encuentra judicializado, a la espera de que los tiempos de la Justicia cordobesa, rápida y dócil con los que mandan y lenta y dura con los sectores populares, ponga fin al atropello institucional de Gómez Gesteira que viola sistemáticamente la legislación laboral vigente”, completó Giuliani y consignó: “La Justicia de Córdoba está adoctrinada por el Poder Ejecutivo de Schiaretti”.

A su vez, el dirigente remarcó el carácter “genuino” y el “gran aprendizaje” que toda esta lucha impregnó “en cada compañera y compañero de Villa Carlos Paz que ahora se planta firmemente contra el Estado patrón en defensa de sus derechos”.

La Justicia en nuestro país

Giuliani destacó la relevancia de develar el poder ejercido por el Poder Judicial en todo el país que, “durante años ha servido a criminalizar la protesta y a los dirigentes y dirigentas sociales que resisten el ajuste”. En ese sentido, enfatizó el pedido de liberación de Milagro Sala “presa hace 6 años ya”.

Desafío de las organizaciones

Giuliani remarcó que el desafío de las organizaciones libres del pueblo es “romper la estigmatización que tenemos los y las dirigentes sindicales producto de la crisis de representación que atraviesa a toda la sociedad que se encuentra descreída de todas las instituciones, centralmente de las que defienden los intereses de la clase trabajadora producto de años de machaque del poder concentrado y su aparato cultural de dominación”.

“Para el patrón, el mejor gremio es el que no existe: tenemos que romper ese imaginario y, a la vez, hacernos cargo de desplazar a todos los burócratas que entregan a nuestra clase en todo tipo de pactos espurios”, manifestó y subrayó que “hay que realizar las transformaciones de abajo hacia arriba, de la periferia al centro, propiciando el recambio generacional e inaugurando un sindicalismo de nuevo tipo que se abreve de las mejores fuentes del sindicalismo combativo que ha parido nuestra historia”.

Estado en disputa

“Tenemos que preguntarnos si queremos un Estado al servicio de los sectores concentrados o uno que sea el reflejo de una comunidad organizada que garantiza derechos. Como trabajadoras y trabajadores desde esta Córdoba que parió los programas de Huerta Grande y La Falda, nos organizamos para ser parte del armado del programa acerca de qué Estado queremos”, enfatizó Giuliani.

Feminismos y sindicalismo

El secretario General de ATE Córdoba destacó que “desde el nacimiento del movimiento obrero el feminismo estuvo a la vanguardia de las peleas. Si uno piensa por ejemplo en el 8 de marzo y la pelea de esas compañeras por sus condiciones de trabajo, ve que la génesis del movimiento obrero va de la mano al desarrollo del feminismo”.

Además Giuliani remarcó que “el feminismo debe ser revolucionario o no va a dejar que la esencia que sube y brota a diario haga mella en la posibilidad de ser parte de un proyecto nacional de liberación”.

Además, el dirigente remarcó que en el Sindicato y la Central provincial, “el surgimiento de nuevos cuadros políticos está relacionado con mujeres y diversidades, muy especialmente en todo lo que tiene que ver con lo territorial donde el 95% de quienes se incorporan a la lucha organizada de nuestra central, son mujeres”.

Giuliani, remarcó el avance institucional de ATE que modificará su estatuto este año para que las autoridades estén representadas de manera igualitaria y alternada (1 cargo y 1 cargo) por cada género en las listas: “Esto es realmente importante para que cada compañera que está militando en las bases tenga acceso a los lugares de conducción sindical de sus regionales, en la provincia y la nación”, concluyó.