Gabriela Colombres: “La Defensoría debe estar en manos de gente que quiere trabajar”

Política - Municipal Portada

Carlos Paz Despierta presentó en conferencia de prensa a lxs postulantes a la Defensoría el Pueblo que presentará para las elecciones del 27 de junio. La candidata Gabriela Colombres comenzó afirmando que “la Defensoría debe estar en manos de gente que quiere trabajar”.

“Nosotros cuatro tenemos ganas de trabajar en serio. Estamos comprometidos en esta tarea a tal punto que el sueldo del defensor del Pueblo actualmente lo tiene una sola persona. Nosotros hemos decidido que seremos cuatro los que vamos a trabajar. Por lo tanto, ese sueldo será dividido en cuatro personas que trabajarán en dos turnos para que todos los vecinos y vecinas que sientan que sus derechos son vulnerados, tenga a donde acudir y tengan una respuesta inmediata”, dijo.

Y remarcó: “Nos comprometemos a resolver y a dar la cara cuando no se pueda resolver. Entendemos que no todos los pedidos son viables. Pero articularemos todo lo que sea necesario”.

Sostuvo que la intención es desarrollar una Defensoría “independiente y despierta” y precisó: “Independiente de Carlos paz Despierta, independiente de la municipalidad e independiente de cualquier partido político”.

Fernando Revello, candidato a defensor del Pueblo adjunto, hizo hincapié en la importancia del trabajo territorial en los barrios y en una relación fluida y directa con los centros vecinales. “Soy vecinalista y conozco bien las problemáticas de los barrios, que son muchas. No tendremos soluciones para todas, pero los vecinos que hagan los reclamos serán atendidos, cosa que ahora no está pasando. Lo digo por experiencia porque hemos muchos reclamos desde los Centros Vecinales y no hubo respuestas por parte de la Defensoría”, afirmó y detalló que el equipo también está integrado por 20 delegados que trabajaran en diferentes temas como medioambiente, educación, deportes entre otros.

“Esperemos que la gente nos vote y se anime a producir un cambio que Carlos Paz necesita”, enfatizó.

Por su parte, la candidata a defensora suplente Nancy Lizzul parte indicó que “la ausencia del defensor del pueblo se ve en todos los aspectos”. Y adelantó alguna de las propuestas como la implementación del Observatorio de cumplimiento de Derechos Ciudadanos. “Queremos medir y cuantificar cómo se están respetando los derechos que establece la Constitución Nacional, la Provincial, leyes y ordenanzas. Sabemos que en Carlos Paz se vulneran los derechos. Conocemos muchos vecinos que se acercaron a la Defensoría del Pueblo y no sólo no les respondieron, sino que también les mintieron. Ha incumplido en su función. Queremos ser una Defensoría abierta y presente”, afirmó.

El pediatra Roberto Álvarez completa la formula del espacio como candidato adjunto suplente. Vale recordar que el profesional fue uno de los despedidos del hospital Gumersindo Sayago por parte del gobierno municipal. “Hay que acompañar a la gente vulnerable y defenderla. Creo que se pueden logra muchas cosas”, manifestó.

“Me avergüenza que un gobierno tenga empleados informalizados”

A través de un posteo en Facebook, Colombres se expresó sobre la situación de lxs trabajadorxs del servicio de agua y instó a los demás candidatxs a expresarse sobre el tema.

“Parece que al municipio no le alcanzaron todos estos años para tener un plan de incorporación ordenado y prolijo, como si su único interés hubiera estado en ganar una pulseada. Yo me quedo pensando: ¿Dónde está quién tiene que controlar que esto no pase? ¿Dónde está quién debe escuchar el legítimo reclamo de quienes ven cómo se vulneran los derechos colectivos? No lo veo, no lo escucho. Nunca lo vi. Y es por eso que hoy más que nunca Carlos Paz Despierta entiende la inmensa necesidad de una Defensoría que trabaje para la gente, que escuche a la gente y que sirva a todxs los habitantes de esta ciudad”

Consultada al respecto dijo: “Me preocupa mucho enterarme que los trabajadores hoy municipales del agua en el caño que se rompió hace unos días estuvieron trabajando con machetes, que no tienen una ART ni una obra social ni están formalizados. Son trabajadores que ya tienen un riesgo en lo que hacen, porque están en la calle.

“Me avergüenza que un gobierno tenga empleados informalizados. No debería haber ni un solo empleado precarizados. Estos 83 trabajadores fueron tomados sin considerar nada. No tienen ropa, no tienen insumos, no tienen un plan. Ese será un tema a trabajar. Y no solo por los trabajadores de la COOPI, sino por todos los trabajadores que sientan que no están encontrando las respuestas”, remarcó.