Furia vecinal por faltante de agua en distintas localidades de Punilla

Portada Servicios Públicos

(Foto: Grupo Alvaraz) Distintas localidades del corredor Punilla vienen padeciendo la falta de agua en las últimas semanas. La situación se agrava considerando las altas temperaturas y la presencia de turistas en la región, que acrecientan la demanda. Además, estamos atravesando la tercera ola de la pandemia por Covid-19 y la higiene frecuente de manos sigue siendo una de las recomendaciones necesarias para evitar la propagación del virus.

La situación ha puesto en evidencia las consecuencias del deterioro de la cuenca hídrica -ocasionado por los incendios forestales y el desmonte producido para dar lugar a emprendimientos inmobiliarios y obras viales-; sumado a la destrucción de esquemas prestacionales cooperativos para dar lugar a estatizaciones improvisadas que no logran dar una respuesta acaba a las demandas. 

Villa Carlos Paz

Lxs vecinxs de Villa Parque San Miguel de Carlos Paz denunciaron a fines de diciembre las malas condiciones en el servicio de agua que brinda el municipio. El reclamo es que después de más de 48 horas sin agua, el gobierno local envió camiones cisterna para llenar los tanques particulares de las viviendas con agua sucia.

“Nos trajeron un agua de barro de zanja. Un agua marrón que no puedo lavar la ropa con eso, no puedo lavarme los dientes, obviamente no puedo usarla para cocinar. Está el esfuerzo de solucionar a los vecinos el tema del agua, pero así no, es imposible”, contó Patricia Martino, una de las afectadas, en VillaNos Radio.

En Villa del Lago es otro de los barrios afectados no solo por la escasez de agua, sino por la calidad del suministro que llega a cada vivienda. El pasado lunes 3 de enero, un grupo de vecinxs se reunió a la vera de la ruta 38 para darle visibilidad a su reclamo.

“Desde la municipalidad nos explicaron que en los últimos siete días hubo una demanda que no estaba totalmente programada y que superó la capacidad de bombeo. Eso hizo que nos empezáramos a quedar sin agua. Hubo zonas donde por 6 o 7 días se quedaron sin suministro”, expresó Nahuel Zorzenón, vecino del lugar.

Explicó, además, que las falencias en el servicio se han agudizado desde que el municipio tomó la decisión de que todo el barrio sea abastecido con agua que viene desde Cuesta Blanca. “Hasta hace un tiempo, los tanques -Vivaldi, Buonarutti- se abastecían desde la zona del Diquecito con agua del río Los Chorrillos. Si bien no era agua potable, era un suministro de agua interesantes porque hablaba de otra fuente de abastecimiento que no sea la de Cuesta Blanca”, detalló.

Lxs vecinxs lograron mantener una reunión con el director de Obras Públicas, Luis Piñero, y con el subsecretario de Agua y Saneamiento, Roberto Cotti. Allí le plantearon la alternativa de que el barrio vuelva a ser abastecido desde el río Los Chorrillos, pero los funcionarios negaron tal posibilidad. “Ellos ven como no factible esa vía. Nos dicen que sólo darán agua potable”, expresó el vecino e indicó que desde el municipio se comprometieron a que en el transcurso de los días se normalizaría el servicio ya que se darían más horas de bombeo para que el agua llegue al sector.

“Queremos ver qué prioridades tiene Villa del Lago para Villa Carlos Paz. Si somos el último orejón del tarro, vamos a seguir teniendo problemas. Si para el municipio tenemos prioridad, nos van a tener que otorgar más horas de bombeo para que esto no vuelva a pasar”, consideró el vecino.

Estancia Vieja

Durante el primer fin de semana del año, un grupo de familias tomó la decisión de cortar el tránsito en la Ruta 38 para expresar su malestar ante la falta de agua.

“Estamos con 40° de calor y desde hace varios días que estamos sin agua. La situación es terrible. Esto afecta a toda Estancia Vieja. Con la COOPI nunca tuvimos faltante de agua ni la calidad de agua que tenemos al día de hoy”, dijo Luciana Luna, vecina de la localidad.

Vale recordar que desde el 1 de junio de 2021 la prestación del servicio de agua está en manos de la comuna que gobierna Adolfo Parizzia. La COOPI estuvo al frente de la prestación durante 15 años.

A la baja presión, el color, la suciedad y ahora se suma la faltante de agua. “No sabemos cuál es la causa de la faltante de agua. Algunos vecinos están sin agua desde hace tres días y a otros, desde hace 10 días”, expresó la mujer en diálogo con VillaNos Radio. Y añadió: “La comuna no tiene como proveernos de agua como sí lo hacía la COOPI. No tenemos muchas respuestas”.

Tras las protestas, lxs vecinxs han podido reunirse con Raúl Barrera, secretario de Deporte de la Comuna. Él les informó sobre la rotura de una cañería, que el bombeo no alcanza y que el tanque no llega a llenarse. “En lo concreto, no tenemos respuestas sobre cuándo vamos a tener agua”, expresó.

Además, se les informó que en enero y febrero no habrá nuevas conexiones. Varias familias han solicitado sumarse a la red porque antes se abastecían desde un arroyo con bombas. También un vecino les extendía una manguera para que se abastezcan, pero el hombre se ha mudado y ahora no tienen quien les acerque el suministro. 

“Tengo cuatro niños y no sé cómo voy a hacer para estar sin agua hasta marzo. Estoy tratando de gestionar una bomba para sacar agua del arroyo. Pero mi tanque está a nueve metros. No estoy hablando de agua para consumo, sino para higiene y para el baño”, expresó y remarcó: “La situación es angustiante, porque no hay una respuesta. No hay comunicación por parte de la Comuna. Eso también es lo que genera bronca por parte de los vecinos”.

Andrea hace 10 años que vive en Estancia Vieja. “Siempre tuve problemas de agua en el verano. Cuando sube el consumo, a nosotros no nos alcanza la presión para que suba el agua. En los veranos, una o dos veces tuve que pedir agua para llenar el tanque. Este verano me pasó lo mismo, pero la gestión comunal no ha previsto ningún tipo de contingencia para los casos en donde no se puede abastecer por el consumo”, consideró.

Y agregó: “La situación es preocupante y angustiante. Recién arranca la temporada y hay muchas familias en situaciones de vulnerabilidad. No se ve un panorama de organización a futuro”.

Tanti

Paulino Dellarrosa es vecino de barrio Los Chañares (Tanti). En diálogo con VillaNos Radio el hombre afirmó que los problemas comenzaron desde que la municipalidad se hizo cargo del servicio de agua, en diciembre de 2019.

“A partir de ahí, el servicio de agua comenzó a ser un desastre. No existe otra palabra. Desde el 5 de octubre que no tengo agua en los tanques. Desde esa fecha pedí el camión y todavía lo estoy esperando. No sé si no tienen nafta o si tienen que ir a buscar agua a Marte”, ironizó.

Detalló que por día le ingresa a su domicilio entre 40 y 60 litros por día. “Eso tiene un horario: es de 9 a 11 o de 17 a 18. Si estas trabajando y no estás en tu casa, lo siento. Nunca nos avisan a qué hora van a largar el agua”, señaló y describió que y tiene tres viviendas y cinco tanques domiciliarios. Ninguno de ellos está lleno.

“Te mandan las boletas, pero el servicio no te lo dan. Dice que mandan dos horas de agua, pero para mí es apenas media hora”, afirmó.

Paulino ha tenido que comprar otro tanque y enterrarlo, para ver si le ingresa algo de agua. “Casi todos los vecinos han tenido que hacer lo mismo. Algunos tuvieron que comprar una bomba. Otros, como no ingresa el agua la vivienda, cargan en tachos. Se permite que vengan los turistas, ¿y con qué los vamos a abastecer de agua? A los hoteleros sí se los abastece de agua y a los vecinos ¿qué? ¿Cuál es la política?”, se preguntó.