Frizza: “Este aniversario nos obliga mucho más a mirar hacia adelante”

Coopi Portada

El pasado 5 de junio la Cooperativa Integral conmemoró 58 años de trabajo solidario y cooperativa. El aniversario se dio en medio de un difícil momento institucional tras la quita del servicio de agua que ejecutó el gobierno de Daniel Gómez Gesteira. El servicio que la vio nacer como institución y que fue construido por manos cooperativas.

Para el gerente general, Rodolfo Frizza, cada aniversario significa una mirada hacia atrás -por la historia y el camino recorrido-, pero también hacia adelante, con los desafíos a transitar.

“Cuando se celebraban los aniversarios de la COOPI, había que hacer memoria de mucho de lo realizado, lo trabajado, lo compartido. Sueños que se fueron concretando a lo largo de la historia. Este aniversario nos encuentra en un momento donde, en realidad, creo que no hay que dejar de mirar para atrás porque hay mucha riqueza y patrimonio; pero este aniversario nos obliga mucho más a mirar hacia adelante.

“La mirada que hacíamos hacia adelante en los anteriores aniversarios, tenía mucho de certidumbre. Por lo menos en la idea de que teníamos que seguir peleando en una dirección concreta. Todos los años donde nos atravesó el conflicto, siempre la mirada hacia adelante era luchar para vencer. No me arrepiento de usar esta palabra porque siempre tuvimos la convicción de estar atravesados por un proyecto terriblemente injusto y destructivo”.

El cooperativista recordó que “se luchó hasta último momento”, sin embargo, no se puedo detener a la “prepotencia y el autoritarismo” del gobierno de Carlos Paz Unido.

“Cuando se pensó el video con el mensaje institucional, fui uno de los que sugerí sacar la palabra ‘feliz’. Creo que hay que respetar los sentimientos que vivía mucha gente: trabajadores y trabajadores, los intentares de l Consejo de Administración, los amigos de la COOPI, vecinos y vecinas que no podían creer lo que estamos viviendo. Estamos atravesando un momento de duelo. Hay mucho para recordar y aparece el dolor mezclado con la alegría; y en el duelo también aparece una mirada hacia adelante. Hay que seguir viviendo y luchando”.

Sostuvo que el desafío principal es hacer sostenible a la COOPI sin el servicio de agua. para ello, la institución ha desarrollado esquemas de participación colectiva para ir definiendo estrategias. “Estamos hablando de un resurgir de la COOPI. Y esto significa conectar con el proyecto del año 1987, cuando cambia la conducción de la COOPI”, expresó Frizza.

En este punto vale recordar que el 21 de diciembre de 1986 se desarrolló una asamblea donde se renovaba el 50% del Consejo de Administración. Allí fue cuando un grupo de trabajadorxs organizadxs ganó la conducción y le dio un nuevo impulso transformador a la institución.

A partir de allí se cambió el nombre de “Cooperativa de Aguas Corrientes” a “Cooperativa Integral” a los fines de desarrollar una propuesta de gestión integral, pensando en las necesidades de la comunidad. “Nos queda el desafío de ver si seguimos logrando dar respuesta a esas necesidades”, dijo Frizza.

Y describió: “De circular barro por cañerías mínimas e inadecuadas y que solo servían a los intereses de quienes loteaban para darle valor a la tierra, pasamos a un proyecto comunitario que revierte esa situación. De aquella planta que solo era un piletón, la COOPI construyó esa planta maravillosa que es la planta potabilizadora de Cuesta Blanca. Una planta modelo que permite abastecer a la triplicación de la población”.

“El servicio de agua no está desmantelado”

En este sentido, rechazó de plano las acusaciones de las autoridades municipales respecto de que el servicio de agua se encuentra desmantelado. “Eso es una mentira grande como una casa y forma parte de la misma lógica que han venido usando siempre”, afirmó y remarcó que si no hay más inversiones es porque el gobierno municipal ha entorpecido la tarea. Como ejemplo mencionó la presentación de los sucesivos planes directores, con el detalle de las obras necesarias para efectuar y potenciar el servicio y que nunca fueron aprobados por el gobierno municipal. El último fue presentado en junio de 2019.

También recordó la falsa acusación sobre los fondos del Rubro Obras. Durante años el exintendente Esteban Avilés montó una campaña acusando a “la dirigencia cooperativista” de robarse 6 millones de pesos, sin embargo, un fallo judicial demostró que ese dinero fue invertido en recambio de redes. “Tendrían que salir a decir: ‘nos equivocamos, acusamos injustamente, tratamos de ladrones a quienes hicieron lo que no queríamos que se hiciera’. Porque el dinero se utilizó para el recambio de redes que no querían que hiciéramos. A pesar de todos esos obstáculos, el servicio de agua no está desmantelado. Hemos entregado todo lo que había que entregar y en inmejorables condiciones”, enfatizó.

Comunas del Sur, Estancia Vieja y Cuenca Norte

Si bien en el auto interlocutorio 31 el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba estableció que la Cooperativa Integral debe seguir al frente de la prestación del servicio de agua en las localidades del Sur de Punilla que ya abastecía, vale recordar que en la toma del servicio efectuada el por el municipio de Villa Carlos Paz el 30 de abril pasado también se incluyó la operación de la planta potabilizadora de Cuesta Blanca.

Tras ello, el oficialismo aprobó en soledad un extorsivo modelo de convenio para la provisión de agua. “No entiendo por qué las comunas no lo han cuestionado a nivel judicial, porque se trata de una ordenanza inconstitucional”, consideró Frizza y añadió: “El municipio quiere mantener una política hídrica totalmente arbitraria y excluyente, cosa que jamás hubiera hecho la Cooperativa”.

La Cooperativa Integral es prestadora directa del servicio de agua en San Antonio, Mayu Sumaj y Cuesta Blanca, y vende agua en bloque a la Cooperativa de Icho Cruz, que abastece a esa localidad. “Seguiremos siendo prestadores, sino tendremos que entrar en una discusión porque no hay nada que diga que nosotros no podemos seguir prestando el servicio en las Comunas del Sur. Ahora vamos a depender del agua que provea la municipalidad de Carlos Paz. Antes podíamos garantizar cantidad y calidad; ahora no podemos garantizar ninguna de las dos cosas. Podemos garantizar que las cañerías no estén rotas, que los medidores funcionen bien, que todas las redes funcionen óptimamente, peor el agua que viene dentro de las cañerías depende de lo que Villa Carlos Paz quiera hacer”, dijo.

En cuanto a la situación de Estancia Vieja, Frizza detalló que el 30 de junio la COOPI entregará el servicio a la comuna. Se acabó el contrato y el jefe comunal, Adolfo Parizzia, ha tomado la decisión de asumir la prestación. “Estamos en un proceso que queremos que sea cuidadoso y respetuoso de los derechos de todos. El jefe comunal no negó, por ejemplo, la absorción d ellos trabajadores. Rápidamente planteó que eso era claro. Acá, en Carlos paz, fue una odisea y todavía el tema se está discutiendo. En estancia Vieja tampoco se negó que hay inversiones que tienen que ser resarcidas. Estamos discutiéndolo para llegar a un acuerdo en ese sentido. Carlos Paz, en cambio, niega que la COOPI en 58 años haya invertido un peso”, puntualizó.

Analizando las consecuencias regionales de la quita del servicio de agua a la COOPI, Frizza consideró que detrás de todo existe un gran proyecto económico que excede a Villa Carlos Paz y que plantea la privatización de servicios públicos esenciales.

“Muchos dicen que somos agoreros, pero pienso que hay que ser muy ingenuo para no pensar que detrás de esto no hay un gran proyecto económico, que va mucho más allá de Villa Carlos Paz. Tiene que ver con la triplicación del ejido, con el crecimiento urbano del sur de Punilla, con las obras proyectadas en el centro y Norte de Punilla”, manifestó.

Y enfatizó: “Se quiere destruir a la economía social y solidaria porque se va a optar por la economía del capital y la economía lucrativa”.   

En este punto hizo referencia a la situación de ARCOOP-Cuencas Serranas, que comunicó a la provincia que no podía seguir sosteniendo el servicio de cloacas. Si bien estaba prevista la entrega del servicio el 31 de mayo, nadie del gobierno provincial se presentó. Frizza recordó que el contrato de concesión venció en 2018 y desde aquel momento la provincia debería haber asumido su responsabilidad en la sostenibilidad del servicio.

“El saneamiento requiere inversión y si no sale del bolsillo de la gente, el Estado tiene que hacerse cargo. El saneamiento de la cuenca hídrica es responsabilidad principal de la provincia. Por eso ARCOOP dijo ‘hasta acá llegamos’. La COOPI, mientras tuvo el servicio de agua, su asamblea y su Consejo de Administración, dispusieron que parte de su beneficio -es decir, aquel dinero del cual la Cooperativa podía disponer para lo que quisiera desarrollar-, vaya a hacer un aporte al saneamiento de la cuenca del lago San Roque, que beneficia a todos: las comunidades del Norte de Punilla, pero principalmente Villa Carlos Paz. Eso es legal y está contemplado en el estatuto.

“Cuando al COOPI dejó de manejar recursos importantes, también dejó de manejar esos márgenes de beneficio de los cuales puede disponer. Por lo tanto, la COOPI, como una de las principales socias de ARCOOP, comunicó que no podía disponer más de esta asistencia financiera, que no es ni un regalo sino préstamos y acuerdos mutuos”, explicó.

La respuesta de la provincia a la entrega del servicio en la Cuenca Norte fue una carta documento informándole a ARCOOP-Cuencas Serranas que debía continuar al frente de la prestación. “No hay respuesta ni del ERSEP, ni de la secretaría de servicios públicos, ni del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos. Estamos analizando las acciones a seguir”, advirtió el cooperativista.  

Sobre la versión periodística -ratificada incluso por el intendente de la Falda Javier Dieminger- de que la provincia asumiría el servicio de cloacas por un mes, Frizza dijo: “No sé de dónde saca eso el intendente, pero suena absurdo. En un mes nadie se hace cargo y entrega nada. Si la provincia se va a hacer cargo, lo tiene que hacer por un tiempo suficiente hasta que quizás cree un ente intercomunal, resuelva una licitación. Lo más inteligente es renovar la concesión a ARCOOP-Cuencas Serranas y extender esa concesión a nuevas prestaciones”.