“Es necesario retomar el rumbo de DASPU como una obra social solidaria”, remarcaron desde ADIUC

Portada Salud Trabajo

Las elecciones en DASPU realizadas el pasado 9 de noviembre permitieron expresar, a través del voto, el fuerte malestar que existe con la actual conducción de la obra social del personal universitario. También significó un baldazo de agua fría para el oficialismo de Hugo Juri en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), ya que se equilibró el reparto de representaciones dentro del Consejo Directivo de DASPU. 

En estos comicios se renovaron siete de los nueve integrantes del Consejo Directivo. Considerando los resultados, el organismo quedaría conformado de la siguiente manera: en representación de lxs docentes ingresarán dos vocales por “ADIUC + Lista 10” (oposición) y un vocal por la lista de “Decanos Oficialistas”; por lxs no docentes irán dos vocales por “MUN” (Gremial San Martín, oficialismo) y unx vocal por “Vallejismo” (oficialismo); mientras que por lxs jubiladxs ingresará unx vocal por “Lista 15 / Proyecto Daspu” (oposición). 

Vale señalar que Consejo Directivo tiene entre sus funciones la de ejecutar el presupuesto, nombrar y remover personal; controlar el patrimonio, la prestación y ampliación de servicios; rendir cuenta a lxs afiliadxs de la gestión de DASPU y de la actividad desarrollada en forma anual; y solicitar al Presidente del Consejo Directivo evaluaciones periódicas de la marcha de los servicios y de la situación económica-financiera de la obra social.

Lxs dos vocales que restan corresponde que sea el Consejo Superior de la UNC el que los nombre. En diálogo con VillaNos Radio, el secretario general de ADIUC, Javier Blanco, señaló que es necesario que esas designaciones sean definidas por consenso y representativas de la necesidad de cambio que quedó expresada en las urnas. “Esperamos ese diálogo. Creemos que las personas nombradas tienen que estar comprometidas en esto que implica cambiar el rumbo de la obra social”.

El dirigente consideró que “es necesario retomar la atención plena en la DASPU”. Y remarcó: “Es necesario retomar el rumbo de una obra social solidaria, donde se escuche los reclamos de las y los afiliados”. 

Sostuvo, además, que desde el gremio venían avizorando desde hace tiempo el fuerte malestar que existe con la actual conducción de DASPU considerando que durante la pandemia no se brindaron las coberturas sanitarias necesarias para lxs afiliadxs. 

“Lo que recogimos durante este último año y medio fue un gran descontento con la ausencia que DASPU tenía en medio de la pandemia, cuando lo más necesario era contar con cobertura médica. Hubo un primer proyecto impulsado por Hugo Roland para disponer en la sede de Cofico un espacio de atención de pacientes febriles y todo lo asociado a COVID y finalmente Hugo terminó renunciando. 

“No hubo atención odontológica, no hubo atención en los consultorios internos en la sede. Todo eso llevó a que hagamos una serie de presentaciones desde ADIUC a través de nuestro único representante docente en la obra social. También hicimos presentaciones ante el Consejo Superior a través de carta documento. Es decir: hicimos todo un proceso para manifestar ese descontento hasta construir una alternativa. Creo que esta elección refleja una crítica explícita a una gestión que estuvo ausente en medio de la pandemia”, expresó Blanco.