“En San Antonio no hay conflicto con la COOPI”

Coopi Portada Servicios Públicos

Menos de 35 minutos. Ese fue el tiempo que le llevó al Concejo Deliberante de San Antonio de Arredondo avalar en primera lectura la decisión del gobierno de Patricia Cicerone de municipalizar el servicio de agua y crear un ente para llevar adelante la prestación.

Solo el espacio de Mejoremos San Antonio votó en contra; mientras que Cambiemos y Unión por Córdoba votaron juntxs y a favor, dándole los votos suficientes para la aprobación de ambos proyectos.

El líder del espacio Mejoremos San Antonio, Ariel Moyano, dijo que sorprende la celeridad con la que se trataron proyectos tan centrales para la ciudad, porque en otras cuestiones tan importantes -como la definición de un área protegida- se viene dilatando.

“Fue una sesión express. La sesión arrancó a las 9:00 y a las 9:35 ya estaba resuelta la municipalización y la creación del ente. Realmente llevaron un proyecto que ya estaba acordado; es decir: avalado por el oficialismo y apoyado con los votos de Unión por Córdoba. No hay manera digna de apoyar este proyecto de ordenanza de municipalización y creación del ente si no se discute con participación ciudadana”, remarcó.

El dirigente advirtió, además, de las distintas situaciones de prestación que existen en todo el ejido. Precisó que son los 13 barrios donde presta servicio la COOPI y que reciben agua potable de calidad. Los barrios cerrados El Dorado y Carlos Paz Golf reciben agua de pozo. En Las Jarillas el gobierno de la provincia de Córdoba realizó una obra de abastecimiento y saca agua del arroyo. “Después de dos años de abandonar esa obra, comenzó a prestar el servicio la COOPI”, precisó el dirigente.

Y añadió que en barrio Las Vertientes hay vecinos que no tienen red y toman agua con camiones cisterna, con bidones y baldes; mientras que en barrio Las Totoras es un barrio que toma agua de una de las vertientes que está sobre el pie de la montaña y la almacena en una de cisterna.

“Las desigualdades en el acceso a un derecho humano básico son enormes y este gobierno durante mucho tiempo no hizo nada. La situación que se genera ahora si nos alarma y nos preocupa porque, más allá de la municipalización y del ente, nos preocupa la política pública que viene teniendo sobre el agua este gobierno”, dijo Moyano.

En este sentido, y considerando los diversos modelos de prestación que hay en la localidad, reiteró que la discusión debería ser más amplia, incluso pensando en un ente mixto (publico y privado) y que integre al Estado, a la Cooperativa y al resto de organizaciones que están llevando adelante acciones de abastecimiento de agua.

Sin embargo, el proyecto de creación del EMOSSA (Ente Municipal de Obras y Servicios de San Antonio) plantea que funcionará con un directorio integrado por tres personas: una designada por el Concejo (a propuesta de los bloques minoritarios), mientras que “el Director General y un director serán designados y removidos por Decreto del Departamento Ejecutivo Municipal, de cuya confianza dependen”.

“No sé qué tan autárquico va a ser con esa forma de composición”, afirmó e insistió: “Tranquilamente se podría armar el ente con participación ciudadana, más con este panorama de desigualdades. Y que los cargos técnicos y administrativos sean concursados para que sea un proceso más transparente”.

Moyano reiteró que “en San Antonio no hay conflicto municipio – COOPI” y sostuvo que en esta decisión está pesando más la voracidad de los intereses particulares. “Hay delegados de la COOPI que son concejales y votaron la municipalización. También hay funcionarios del Ejecutivo municipal que son delegados. Es decir: no existe tal conflicto con la COOPI. Es difícil asociar el conflicto de Carlos Paz con lo que pasa en San Antonio. Creo que hay que poner más la mirada en la voracidad de sus propios intereses. Ven una oportunidad y van por eso”, expresó. 

En este punto vale mencionar que el proyecto del EMOSSA menciona en su artículo 8 que “en todo el radio municipal, el establecimiento de conglomerados urbanos, aprobación de loteos nuevos o sus ampliaciones, así como todo servicio nuevo a asentamientos existentes, quedarán supeditados al dictamen favorable del Ente Municipal de Obras y Servicios sobre la posibilidad de un adecuado abastecimiento de agua potable, tratamiento y evacuación de líquidos cloacales y residuales”.

“Tenemos un conflicto sobre como vamos a administrar nuestro nuevo ejido. Hace dos años que se está dilatando la determinación de la nueva reserva ambiental en San Antonio”, ejemplificó.