Ante la negativa municipal de preservar las fuentes laborales con los derechos que brinda la COOPI, se profundiza el conflicto por el agua

Coopi Política - Municipal Portada

Ante la falta de alternativas por parte del municipio para incorporar a lxs trabajadorxs de la COOPI garantizando sus derechos laborales, el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (SIPOS) decidió dar por terminada la negociación.

Lo hizo en el marco de la audiencia desarrolla en el Ministerio de Trabajo convocada para abordar el eventual traspaso de trabajadorxs de la COOPI, ante la decisión municipal de despojar a la institución del servicio de agua, que fue tomada por decreto para el próximo 26 de febrero.

Durante casi cinco horas, los abogados municipales, Darío Pérez y Marcelo Ambroggio, sostuvieron la postura de mantener el registro municipal ampliando hasta el 17 de febrero la posibilidad de que lxs trabajadorxs se anoten.

Vale recordar que el traspaso a la órbita municipal de lxs trabajadorxs de esta forma significa la pérdida de las condiciones de trabajo (salario, antigüedad, etc.) que hoy asegura la cooperativa.

Ante la intransigencia municipal, el SIPOS planteó que da por terminada la negociación, dado que la ampliación de días del registro no es una alternativa. Esta opción implica que los derechos laborales de lxs trabajadorxs de la Coopi serían violentados, ya que se los contrataría bajo régimen municipal, es decir, en absoluta precarización.

En las últimas audiencias, el municipio ha mostrado su rechazo a resolver la continuidad de los puestos de trabajo digno que hoy sostiene la COOPI. Por eso, como en cada una de las instancias anteriores, lxs trabajadorxs se manifestaron en la sede del ministerio en la ciudad de Córdoba para reclamar por la preservación de las fuentes laborales y la intervención del gobierno provincial para resolver el conflicto.

A pesar de que se conoció que el oficialismo avanza en la elaboración de un proyecto para expropiar bienes de la Coopi, que plantea declarar “de utilidad pública y sujeto a expropiación” gran parte de la flota vehicular de la institución e instrumental de telemetría, así como el Centro Operativo Paraguay, en la reunión los asesores letrados negaron su existencia.

Además, negaron la ampliación de la denuncia contra Valdez y Rodolfo Frizza (Gerente General de la Coopi) por agresión y resistencia a la autoridad, que fue notificada hoy a través de la gacetilla municipal.

“Se han burlado de nosotros y del ministerio. Es una negociación terminada. Falta que el ministerio resuelva, hemos pedido que se haga cargo de lo que está haciendo la municipalidad”, expresó Gustavo Valdez, secretario general del SIPOS.

Mientras tanto, afuera del ministerio, la resistencia de lxs trabajadorxs de la Cooperativa Integral y su lucha para preservar sus fuentes de trabajo digno se visibilizaba a través de una protesta con bombos, banderas y cánticos repudiando el accionar municipal.

 

La reunión se desarrolló en la sede del ministerio de calle Rivadavia, luego de que a último momento se modificara el lugar y la hora de inicio, que estaba prevista originalmente a las 14 hs. Un dato no menor es que no estuvo presente el ministro Omar Sereno.

El edificio se encontraba totalmente vallado y en toda la cuadra estuvieron apostados efectivos de la Policía de Córdoba, la Guardia de Infantería y la SEOM (Sección Especial de Operaciones Motorizadas).