El oficialismo se negó a tratar el pedido de interpelación al secretario de Salud por irregularidades en la atención del hospital municipal