El oficialismo bloqueó la convocatoria de D’Angelo al Concejo

Política - Municipal Portada

El concejal Gustavo Molina (Capaz) presentó un proyecto de resolución a través del cual pretendió invitar a Jacinto D’Angelo a que concurra el 2 de marzo a la reunión de la Comisión General del Concejo de Representantes con el objetivo de brindar información sobre comentarios vertidos en medios periodísticos y los cuales se le adjudican.

Vale recordar que en agosto de 2020 D’Angelo encabezó una campaña contra el concejal Daniel Ribetti (Carlos Paz Despierta) y hace unas semanas comenzó a mostrarse arrepentido de ello al afirmar que fue parte de una maniobra política e involucró directamente al concejal de Carlos Paz Unido, Mariano Melana.

“Se hace necesario despejar cualquier duda en la participación o no de un representante de este cuerpo en el referido accionar”, remarca Molina en los fundamentos del proyecto, que fue ingresado con el apoyo de los concejales Carlos Quaranta, Jorge Lassaga y el propio Ribetti.

En la sesión del jueves 17 de febrero, Molina solicitó el tratamiento sobre tablas y dijo que D’Angelo ha sido “protagonista importante de discusiones que se dieron en el seno del Concejo”.

“Pusieron un manto de duda sobre la representatividad de Ribetti. A nosotros nos parecía una exageración y, de alguna manera, una puesta en escena que lógicamente tuvo como correlato un mal momento para el propio Ribetti. El principal argumento que se esgrimía era el testimonio de este señor que suscribía la nota con su puño y letra. Ahora nos hemos enterado, a través de medios periodísticos, que este señor se desdice de una serie de cosas”, comenzó argumentando Molina.

Y agregó: “No le creo ni le descreo al señor D’Angelo. Pero estaría bueno que, como él fue un protagonista que impulsó acalorados debates, se puso en duda la honorabilidad del concejal Ribetti, es necesario que venga y aclare el asunto con este cuerpo legislativo. Es un bue camino para aclarar”.

Seguidamente tomó la palabra el concejal Ribetti quien reconoció que se trata de un tema que lo afecta personalmente, pero sobre todo como representante de un espacio político. “Fui objeto de todos estos ataques”, dijo y sostuvo que los hechos tienen “una gravedad inusitada”. “Tira por la borda toda la reputación de este Concejo y es necesario poder llegar al fondo de este tema si es que nos jactamos de querer hacer las cosas bien y de estar a la altura de las circunstancias en este contexto republicano”, afirmó.

Recordó que cuando el pedido de destitución fue tratado en el Concejo, solicitó los originales de las firmas recolectadas en la Secretaría Legislativa y que esto no le fue entregado. “En estas expresiones públicas el mismo D’Angelo dice que hay que pedirle a la Secretaría Legislativa los originales. Entonces, en vez de traernos más claridad, tenemos más dudas sobre lo que está pasando con esos papeles. Por eso creo que sería muy importante que este vecino pueda venir al Concejo a contarnos lo sucedido.

“El mismo D’Angelo termina describiendo su contacto con el concejal Melana y como lo va guiando en la presentación de las distintas notas, como lo conduce al escribano (Gastón) Recalde. Todo esto lo narra el mismo D’Angelo e incluso da a entender que es el concejal Melana el que paga los honorarios del escribano. De modo que va quedando expuesta toda una trama de relaciones”, remarcó Ribetti y subrayó que, por la gravedad del asunto, correspondería que el tema sea abordado en sesión.

Tras su intervención tomó la palabra el jefe del bloque de Carlos Paz Unido, Sebastián Guruceta, quien intentó desviar la atención del planteo ventral para focalizarlo en el reclamo que D’Angelo impulsaba contra la COOPI por el cobro de la capitalización.

“El señor se estuvo manifestando con un megáfono porque no quería pagar que era ilegal”, expresó falazmente el edil puesto que la legalidad de la capitalización está expresamente reconocida y autorizada por la Ley N° 20.337, marco regulatorio de las Cooperativas, que alcanza a todos los asociados y, en el caso de las cooperativas prestadoras de servicios públicos, también a los usuarios no asociados, conforme Resolución INAES 110/76, que está vigente a nivel nacional.

Leyendo las declaraciones de D’Angelo a BambaCoop, Guruceta señaló que el propio vecino reconoció que hubo personas firmantes de la planilla que lo hicieron con otra motivación y no pidiendo la investigación y destitución de Ribetti. En la nota D’Angelo afirma que hubo dos o tres vecinos que firmaron “creyendo que era para otra cosa”.

“Les pedí disculpas a esos vecinos yo personalmente en la televisión, si realmente habían firmado por otra cosa o creían que era por otra cosa y les pedí disculpas y el tema siguió”, dijo D’Angelo en la entrevista.

Sobre este punto Guruceta dijo que “quedó claro que este señor (por D’Angelo) juntó las firmas indistintamente y las presentó en Secretaría Legislativa”.

Y exclamó: “La Secretaría Legislativa tiene la obligación de recibir lo que sea. Con términos injuriosos hacia ustedes o hacia nosotros. Después, si cada uno de los concejales se siente afectado, hará lo que quiera con esa presentación”.

Guruceta señaló que con este proyecto se estaba tratando de generar “un careo dentro del Concejo de Representantes y que eso no tiene asidero jurídico”.

En todo el debate, el mencionado concejal Mariano Melana optó por el silencio. La última en hablar fue Natalia Lenci, que justificó su voto negativo al tratamiento del proyecto diciendo que hay temas más importantes para la ciudadanía que merecen ser abordados.

En lo concreto: el proyecto pasó a comisión ya que solo contó con los votos de los concejales firmantes de la iniciativa.