“El gobierno no sólo no cuida a los equipos de salud, sino a toda la población”, expresan desde UTS

Portada Salud Trabajo

Desde la Unión de Trabajadores de la Salud expresaron su preocupación ante la muerte de integrantes de equipos de salud. Según registra el gremio ya son 60 lxs trabajadorxs fallecidos en Córdoba en lo que va de la pandemia.

“Estamos conmovidos porque siguen muriendo compañeros. A pesar de la vacunación, siguen los contagios y las muertes”, expresó Gastón Vacchiani, secretario general del gremio y remarcó que “el gobierno no sólo no cuida a los equipos de salud, sino a toda la población”.

“El equipo de salud está pasando un momento muy malo, con falta de personal y un alto nivel de estrés. La palabra que define la situación es agobio. Hace 15 meses venimos tratando de resolver esta situación y seguimos con pésimas condiciones salariales y laborales. Da mucha bronca esta situación, porque los compañeros fallecen después de pasar por situaciones de mucho estrés. En cada UTI, en cada guardia, todos los días, cotidianamente estamos resolviendo situaciones dramáticas porque falta oxígeno, porque faltan camas, porque no se puede derivar a un paciente. A esta situación nos ha llevado el gobierno provincial”, afirmó en diálogo con VillaNos Radio.

El lunes 7 de junio se produjo el deceso del jefe de guardia del hospital de Alta Gracia, Santiago Gerónimo, quien tenía 42 años y ya había recibido las dos dosis de la vacuna contra el Covid-19. Al respecto Vacchiani afirmó que, si bien más del 95% de los equipos de salud pública están vacunados, “las vacunas reducen las complicaciones y los contagios, pero no los elimina”.

En este sentido reiteró que las situaciones de estrés influyen mucho en el estado de salud de lxs profesionales que son sometidos a situaciones emocionales críticas.

En cuanto a las medidas tomadas por el gobierno provincial para restringir la circulación, Vacchiani dijo que “son correctas, aunque insuficientes y tardías”.

“Venimos solicitando restricciones desde mediados de abril. Hasta lograr un nivel de vacunación del 70 u 80% de la población, reducir la circulación es la única forma de prevenir los contagios. Contrariamente a eso, el gobierno provincial mantuvo la presencialidad en las escuelas. Después reconoció, en los anuncios, que eso favoreció a los contagios. Las medidas llegaron muy tarde y los números son evidentes. 5 mil contagios diarios con 50 personas fallecidas por día. No hay que naturalizar esos números del día a día. 50 cordobeses muertos por día es una tragedia”, expresó.

Además, objetó las cifras oficiales de ocupación de camas críticas. “Los hospitales regionales están al 100%. El 80% al que se refiere el gobierno provincial es por patología Covid. Pero el resto de las camas están ocupadas con otras patologías”, precisó.

Y agregó: “Estamos trabajando a cama caliente. Los números no son los que dice el gobierno”.

Este martes, a través de la resolución número 1.135, el Ministerio de Salud de la Provincia habilitó la implementación del denominado “código rojo”, que implica adecuar un módulo especial para atención domiciliaria de pacientes con coronavirus positivos y post coronavirus, incluso con provisión de oxígeno. La decisión se tomó debido al aumento en el nivel de ocupación de camas críticas, que alcanzó en el 83,4%.

Vacchiani dijo que esta medida “muestra el nivel de improvisación”. “La segunda ola se esperaba hace tres o cuatro meses y sorprende el nivel de improvisación. Lo mismo sucedió con el traslado de residentes en lugar de contratar personal”, ejemplificó.

Y enfatizó. “Si mantenemos los 5 mil contagios por día, no habrá sistema de salud que aguante. Lo que hay que garantizar es trabajadores en los hospitales”.

UTS integra junto a otros gremios y organizaciones sanitarias la Multisectorial de la salud. Desde ese espacio han planteado una serie de demandas que tienen como eje la mejora en las condiciones de salud. Sin embargo, hoy no hay canales de diálogo abiertos con el gobierno provincial. “El gobierno de la provincia se niega a recibir a los equipos de salud”, dijo Vacchiani y que, por el contrario, hay maltrato y persecución. Como ejemplo dio el juicio de desafuero que el gobierno emprendió contra Estela Giménez, enfermera del hospital de Niños y secretaria general adjunta de UTS.