El Círculo Médico de Punilla junto a otras agrupaciones médicas repudiaron los despidos a trabajadores de la salud municipales

Gremial Portada Salud Trabajo

El Círculo Médico de Punilla expresó su repudio por los despidos de profesionales de la salud del Hospital Gumersindo Sayago y de Centros de Atención Primaria de Salud de la ciudad de Villa Carlos Paz.

Los “consideramos un acto discriminatorio, con un sesgo de apriete y tendenciosidad política ejemplificadora, para aquellos colegas, que en el futuro no se comporten como las autoridades esperan que se haga”, advierte el comunicado.

“Estos actos de autoritarismo y de falta de sensibilidad social, atentan contra los cánones de la democracia, que una sociedad justa y equitativa se digna de serlo”, continúa.

A su vez, cierra con una convocatoria “al diálogo de las autoridades con el equipo de salud, en pos de un recupero de la fuente laboral de estos colegas, recomposición salarial y de sus derechos”.

Vale recordar este 31 de diciembre el gobierno de Carlos Paz Unido notificó telefónicamente el despido a siete trabajadores y el traslado de manera compulsiva a otres cinco, en el marco del conflicto que desde hace varias semanas sostiene el personal de salud en reclamo de mejoras salariales. Entre los despedidos se encuentran dos pediatras, una nutricionista, una psicóloga, un radiólogo y una bioquímica.

El documento detalla las condiciones laborales que ha tenido el personal de salud durante la pandemia: “Ha sido el mayor desfavorecido, padeciendo agresiones y falta de reconocimiento de todo tipo, judicializaciones, discriminación por una parte de la sociedad y sector político, trabajo en condiciones insalubres, con riesgo de vida para ellos y sus familiares, con contratos laborales y monotributismos, que escapa a cualquier ley laboral ecuánime”.

Esta modalidad contractual que se aplica de manera sistemática con el personal de salud en Carlos Paz con una renovación cada tres meses y que el municipio utiliza como un mecanismo de disciplinamiento ante los reclamos por los derechos laborales vulnerados. Une trabajadore bajo este tipo de contratos no recibe aportes jubilatorios, no tiene ART, carece de obra social, no tiene derechos a vacaciones pagas, ni se le abonan los feriados.

Tampoco se reditúa como trabajo insalubre (lo que por ley le corresponde) y, “como si esto no bastara, está indefenso a despidos ultrajantes y autoritarios que, por su modalidad, les permite a los sectores de poder decidir bajar contratos sin ningún riesgo de pagar indemnizaciones o retribuciones de ningún tipo”, señala el comunicado.

Desde la organización defendieron el derecho a la protesta y calificaron como discriminatoria y antidemocrática cualquier forma de sanción basada en “ideología, credo, posición gremial o política”.

Finalmente, sostuvieron que el Estado en todos sus niveles ha demostrado “una pobreza organizacional inmensurable, con muertes de colegas que fueron totalmente evitables, dejando a sus deudos desamparados sin obras sociales, ni pensiones”. Les trabajadores de la salud de Carlos Paz todavía duelan a su compañero Julio Portillo que falleció el 3 de diciembre, Día de la Medicina, luego de contagiarse coronavirus mientras trabajaba en el hospital Sayago, a pesar de integrar los grupos de riesgo.

El Colegio de Radiólogos de la Provincia de Córdoba se sumó al rechazo a los despidos

El organismo denunció las cesantías sin justificación, de manera telefónica y sin renovar los contratos. Este lunes emitió un comunicado de rechazo y repudio a la actitud del intendente Daniel Gómez Gesteira y la dirección del hospital encabezada por la doctora Claudia Pereyra que “dejó sin trabajo a miembros del equipo de salud, en medio de la crisis sanitaria en la cual nos encontramos sumergidos”.

Por eso, solicitaron a “los colegas que no reemplacen sus lugares”, bajo el lema “Todos somos uno”.

Asamblea abierta

La Asociación de Trabajadores del Estado, gremio que ha comenzado a representar al personal de salud y que ya cuenta con más de 70 afiliades, convocó para este martes a las 10 hs. a una asamblea en la puerta del Hospital Gumersindo Sayago y de los Centros de Atención Primaria de Salud para poder definir la continuidad de las medidas de protesta, ya que hay preocupación por una nueva ola de baja de contratos.

Asimismo, adhirió a esta convocatoria la Multisectorial de Salud de la provincia de Córdoba que está integrada por ATE entre otras agrupaciones y sindicatos como la Unión de Trabajadores de la Salud, Médicos Autoconvocados, Médicos Unidos y el Foro de Especialidades Médicas.

La Multisectorial expresó su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras del Hospital Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz y solicitó “la inmediata reincorporación de los trabajadores despedidos, el cese de los traslados compulsivos y la persecución por el ejecutivo municipal”.

“Para el intendente de Carlos Paz no somos trabajadores esenciales, somos trabajadores descartables. Sin dudas las medidas del ejecutivo municipal son represalias a los reclamos por mejores condiciones laborales y salariales que se vienen realizando”, destacó en un comunicado.