Educación virtual en crisis: “Mientras más conectividad tengamos, más vinculación y mejor rendimiento pedagógico vamos a tener de los chicos”

Educación Política - Municipal Portada

Las instituciones educativas de Carlos Paz demandan una reunión urgente con el municipio por la dificultad de conectividad en las escuelas y hogares y la falta de dispositivos tecnológicos para garantizar la participación en las clases virtuales.

En ese marco, este lunes se desarrolló una conferencia de prensa en el IPEM 359 “Arturo U. Illia” de barrio Sol y Lago para plantear la problemática que están atravesando. Participaron directivos de escuelas primarias y secundarias de gestión pública: la directora Laura Frini del IPEM 190 “Dr. Pedro Carande Carro”, el director Miguel Lorenzo y vicedirector José Luis Tortosa del IPEM 316 “Eva Duarte de Perón”, el director Pablo Angulo del IPEM 365 “René Favaloro”, la directora Alejandra Porte Laborde  y la vicedirectora Vila Pedernera del IPEM 359 “Arturo U. Illia”, la directora Elizabeth Pavón del Ipet 382 y la Directora Alejandra Moran de la escuela primaria Intendente Grimberg.

A su vez, estuvo acompañando el Inspector Regional Punilla, Profesor Jorge Pizarro. También adhirieron a la convocatoria las escuelas primarias Rivadavia, Eva Duarte y la Isla de los Estados.

“La conectividad nos tiene que sentar en una mesa con el gobierno municipal. (…) Ahora la vinculación con la conectividad van totalmente de la mano. Mientras más conectividad podamos tener más vinculación y mejor rendimiento pedagógico vamos a tener de los chicos”, expresó Angulo y destacó el esfuerzo de los docentes “porque ponen sus medios tecnológicos para poder trabajar”.

El 25 de junio ingresaron una nota al municipio y al Concejo de Representantes con el fin de tratar el tema de la conectividad dirigida a sectores vulnerables de nuestra comunidad. Allí expresaron la necesidad de buscar estrategias en conjunto con el Estado para contrarrestar la injusticia social que deviene de vulnerar el derecho de los chicos a la educación.

También notificaron al gobierno de que las autoridades provinciales han incorporado a las escuelas que tienen el Programa PAICOR al beneficio de la entrega de computadoras destinadas a los alumnos del Ciclo Orientado que no cuentan con ningún tipo de equipo que les permita acceder a la modalidad virtual.

“Hay familias que han recibido computadoras, pero sin conectividad no sería algo efectivo”, advirtió Pizarro. Las notebooks van a ser distribuidas en calidad de préstamo a lxs alumnxs.

La directora del IPEM 190 valoró positivamente el programa y advirtió que el 40% de los chicos no se ha podido conectar por cuestiones de falta de dispositivo o señal. En la conferencia, Frini anunció que recibieron una tanda de computadoras y están definiendo su distribución entre alumnxs del ciclo orientado.

Las escuelas sostienen que un 50% de lxs estudiantes de la ciudad sin conectividad y sin posibilidades concretas de acceder a la misma. Sin embargo, este porcentaje se eleva drásticamente cuando evaluamos la situación particular de algunas de las instituciones. Este es el caso del IPEM 316, cuyo edificio no cuenta con conexión a internet.

Su director compartió algunos de los preocupantes relatos que le comparten las familias de sus estudiantes. “Me invade un profundo dolor, angustia e impotencia, porque no le puedo dar respuesta a la situación que están viviendo las familias hoy. Tengo familias que me dicen: ´Tengo un solo teléfono para cuatro hijos escolarizados. Se me están peleando entre ellos para tener el teléfono y se lo doy a uno cada día’”, contó.

“Hay padres que dicen ‘Tengo que mandar a mi hijo a vivir con el abuelo o el tío por la falta de conectividad’. Se imaginan el dolor de ese padre, porque se rompe el seno familiar por la falta de conectividad”, recordó.

En algunos casos, la imposibilidad de sostener la escolaridad de manera virtual produce episodios profundos de angustia en lxs jóvenes. “Me llegó un audio desgarrador de una mama diciéndome que su hijo está con un cuadro depresivo y hace dos semanas que no quiere comer, porque él quiere estudiar y no puede. De estas historias tengo cientos para contarles”, continuó.

Según, Lorenzo de un total 35 a 40 alumnxs por aula, hay 5 o 6 alumnxs conectados. “Cuando dije que más del 50% estaba sin conexión me quedaba corto. Estamos en un 80% de chicos que no tienen la posibilidad de estar vinculados e interactuando con el docente”, precisó.

Hay instituciones que han decidido facilitar apuntes en papel, tanto los distribuidos por el gobierno nacional como de producción propia. Sin embargo, no es una herramienta suficiente para compensar la desigualdad en el acceso a la educación que profundiza la brecha digital.

Por su parte, Pizarro se refirió a la conectividad que actualmente tienen los edificios escolares: “Es un internet como máximo de dos megas. En las escuelas de Carlos Paz la conectividad es muy pobre. No es potente para que todos los jóvenes se conecten al instante todos juntos”.

Entre las propuestas realizadas por los cuerpos directivos es habilitar en las escuelas, plazas, polideportivo o lugares públicos el acceso a la internet. “Solicitamos que realicen las gestiones para que las escuelas y en algunos puntos o zonas del barrio dispongan de conectividad para que los estudiantes puedan acceder en igualdad de condiciones. Sabemos que la situación socio económica de las familias a raíz de la pandemia y por otras cuestiones está muy perjudicada. Los que antes el año si tenían internet se han tenido que desconectar”, sostuvo Frini.

La iniciativa fue respaldada por Pizarro. “Es importante que una ciudad como Carlos Paz tenga puntos estratégicos de conectividad. Ayudaría muchísimo a nuestros jóvenes a desarrollar sus clases virtuales. Si la municipalidad aportara con eso sería de mucha ayuda”, aseguró el inspector.

“Por eso, este pedido que estamos haciendo a las autoridades de sentarnos en la mesa y contarle la realidad de cada institución, porque no todas tenemos la misma realidad ni la misma necesidad. Hay que hacer esfuerzos para que la brecha de la desigualdad se acorte. La distancia cada vez se hace más abismal entre el que más tiene y el que menos”, subrayó Lorenzo.

Asimismo, el director del IPEM 316 recordó las diferentes instancias de expresión de esta demanda. “Pedimos una reunión a principio de año. En la primera reunión del Consejo de Educación planteamos el problema, hubo una segunda reunión del Consejo, presentamos hace 10 días una nota y ahora la conferencia de prensa. Desde el arranque de este año comenzamos con la gestión de todo esto”, puntualizó.

“Estamos esperando que nos convoquen para evaluar la mejor estrategia para la realidad de nuestra ciudad”, remarcó haciendo referencia a que no hubo respuesta a la nota presentada hace 11 días.

La crítica situación económica de muchas familias carlospacenses no sólo se traduce en la reducción de gastos como por ejemplo cortar con el servicio de internet, sino también que requieran asistencia alimentaria para cubrir las necesidades básicas del hogar. En ese sentido, el inspector hizo referencia al incremento de la demanda del programa Paicor.

“En Carlos Paz más del 50% de los alumnos lo recibe. Está implementado en el IPEM 316, el IPEM 190 y el IPEM 365. Una buena cantidad de estudiantes lo está recibiendo. Ha habido un aumento. Un 10 o 15% con respecto al año pasado. Es importante para estas familias tener esta ayuda”, detalló.

“Hay un pedido de las familias para que los jóvenes reciban aunque sea una copa de leche o una infusión caliente y una colación. Hasta este momento lo tendrían que traer de sus casas”, finalizó Pizarro.