Diputados aprobó la Interrupción Voluntaria del Embarazo y el Senado debatirá el proyecto antes de fin de año

Géneros Política - Nacional

Este viernes a las 7.23 hs., tras 20 horas de debate, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que obtuvo 131 votos positivos, 117 votos negativos y seis abstenciones, mientras que dos estuvieron ausentes y uno no votó.

En las puertas del Congreso hubo manifestaciones a favor de la ley y del sector antiderechos, que realizaron una vigilia durante la madrugada para esperar el resultado de la votación.

Durante la maratónica sesión expusieron 164 oradores a favor y en contra del proyecto y en el último tramo cerraron el debate les diputades que defienden cada uno de los dictámenes de mayoría y minoría.

Las vigilias y pañuelazos se multiplicaron en todo el país para apoyar la votación a favor, también para expresarse en contra del proyecto. En Carlos Paz, el punto de concentración fue el reloj Cucú, donde se concretó una mateada para impulsar la aprobación de la ley. Más de 50 personas participaron, sobre todo jóvenes.

“Soy nueva en el movimiento. Estoy contenta de poder acompañarnos mutuamente en esta jornada de vigilia. En torno al debate, hay diputados que dejan mucho que desear, pero también hay grandes compañeros y compañeras que están representando la voz de las mujeres que queremos y deseamos que sea ley”, afirmó Fede.

“Es un día histórico, el primer paso para que sea ley y aquí estamos para compartir, estar juntas y apoyar porque sabemos que esto sale por la movilización, no por otra cosa”, sintetizó Polin, integrante de Ni una Menos.

A la actividad se acercaron madres con sus hijes, grupos de amigues, vecines llevando sus pañuelos verdes, los rostros con glitter y un brillo en los ojos por la chispa de esperanza que representa el debate democrático por la ampliación de derechos para las mujeres, lesbianas, varones trans e intersex. “Es algo que como mujer merecemos, que cada una decida si quiere ser madre o no”, dijo Canela de 22 años.

“Te emociona mucho como mujer que luchemos por nuestros derechos y tengamos voz. Hoy no estaríamos acá si no hubiera sido por todas las que lucharon por nosotras para que podamos ser libres y tengamos la oportunidad de seguir conquistando nuestros derechos”, aseguró y valoró a militantes que llevan hace décadas abrazando la causa.

Canela estaba acompañada de una amiga, Flavia de 16 años que también reconoció a todas aquellas que no pudieron movilizarse: “Marcho por todas las mujeres que no pueden estar ahora. Es una buena lucha para seguir, porque como mujeres merecemos esto y mucho más.”

El país entero se vio atravesado por encuentros de activistas por el derecho al aborto de todas las generaciones que compartían la sensación de que Argentina está en un contexto favorable para la aprobación de la ley.

“Este derecho se está por convertir en ley, hay un sentir popular y eso es importante que lo puedan ver los diputados y senadores.  Tiene que ser ley porque tenemos que poder decidir y no morir en la clandestinidad. El Estado tiene que acompañarnos en nuestras decisiones y la maternidad tiene que ser deseada”, señaló Victoria, miembro del colectivo.

“El debate lo dimos en las calles y llegó a todos los sectores del país que se tradujo en la marea verde y hoy se repiten argumentos que no suman a la conquista de ese derecho, si no que vuelven a argumentar desde lo moral, el culto y la fe cristiana. No se habla de legislar para el pueblo para las mujeres y las personas que gestan, hoy es una necesidad y una urgencia, da bronca volver a escuchar esas palabras”, destacó en torno a los fundamentos de algunes diputades para rechazar el proyecto.

La iniciativa sancionada fue girada al Senado, que deberá debatir si respalda el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Su tratamiento en comisión comenzará el lunes, con la intención de agilizar en los próximos días la firma del dictamen y que la iniciativa sea tratada en el recinto el 29 de diciembre.

“Nos queda por delante el desafío de seguir luchando, así lo vimos en relación a otras grandes leyes como la de Educación Sexual Integral en donde también hubo mucha resistencia, que tiene que ver con las cúpulas de poder que se oponen a que decidamos sobre lo que queremos. Hay que seguir hermanadas, activando las redes que tengamos para transformar un poder judicial y una educación que va en contra de que podamos decidir”, advirtió Victoria.

El camino por delante está en revertir el rechazo al proyecto que dejó el Senado en el 2018. “Es seguir deconstruyendo un Estado que es patriarcal y machista desde hace muchos años. No poder decidir también es violencia de género”, finalizó.