Crimen de Joaquín Paredes: agravaron la imputación de los policías involucrados

DDHH Portada Violencia Policial

La Fiscalía de Instrucción de Deán Funes, a cargo de Fabiana Pochettino, ordenó nuevas imputaciones para los cinco funcionarios policiales involucrados en el asesinato de Joaquín Paredes (15), ocurrido el 25 de octubre de 2020 en la localidad de Paso Viejo (departamento Cruz del Eje).

Tras la incorporación de todo el material probatorio producido durante 2021, Mayķel Mercedes López, Ronald Fernández Aliendro, Enzo Ricardo Alvarado, Iván Alexis Luján y Jorge Luis Gómez fueron ahora imputados como supuestos coautores del delito de “Homicidio Calificado por la calidad del autor” y “Homicidio Agravado por el uso de arma, en concurso ideal”; y supuestos coautores de “Homicidio Calificado” y “Homicidio Agravado en grado de tentativa”, todo en concurso real.

Vale recordar que el cambio de caratula era una de las demandas imputadas desde la familia de Joaquín considerando sólo el policía que efectuó el disparo que mató a Joaquín -Maykel Mercedes López- estaba acusado por homicidio agravado; el resto solo tenía la imputación de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Justamente la levedad de la incriminación fue lo que habilitó que tres de los policías involucrados (Iván Alexis Luna, Ronal Fernández Aliendro y Jorge Gómez).

El cambio de imputación genera ahora la expectativa de que todos los policías imputados vuelvan a estar presos. Así lo expresó a VillaNos Radio Ivana Reynoso, integrante de la agrupación Justicia por Joaquín: “Hace 11 meses que venimos reclamando el cambio de caratula. En todo ese tiempo, a Joaquín lo mataron un montón de veces. Esto es un alivio, pero seguimos muy activos. Ahora queremos que vuelvan a estar presos los tres policías excarcelados, porque eso no es inmediato. Ese es nuestro objetivo inmediato: que vuelvan a estar presos los tres homicidas que liberó la Cámara del Crimen de Villa Dolores”.

En este sentido Reynoso señaló que lo que se tiene que demostrar es el peligro procesal al estar los tres policías en libertad. En este sentido se refirió a las amenazas que están padeciendo por parte de la policía familiares de Joaquín y testigos claves en la causa. Como ejemplo de ello mencionó que uno de los jóvenes que también resultó herido en la fatídica noche, ha sufrido nueve allanamientos en su vivienda, siendo que solo se cuenta con documentación oficial que sólo avaló uno de esos procedimientos.

“De esos nueve allanamientos, la policía tenía firmado por a la fiscalía sólo uno. Los otros ocho allanamientos fueron decisión propia de la policía para intimidar, para callar, para seguir amedrentando a este menor que sobrevivió luego de recibir un disparo en el brazo a la altura del corazón”, recordó Ivana.

El abogado Claudio Orosz es querellante en la causa en representación de la familia y de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación sostuvo que constantemente el personal policial está provocando e intimidado a los testigos claves, por ende, es urgente la detención de los tres policías que recuperaron su libertad.

“Si o si los cinco deben estar detenidos porque representan un verdadero peligro procesal, no solo por lo que han hecho sino por la enorme cadena de encubrimientos y de apoyo que constantemente reciben estos policías asesinos”, dijo.