Cosquín: “Nos están dando agua contaminada”, denuncian los vecinos de barrio El Condado sobre el servicio municipal

Portada Servicios Públicos Vecinalismo

La localidad de Cosquín atraviesa una de las crisis hídricas más graves de los últimos años debido a las deficiencias que presenta el servicio de agua que brinda el municipio y se ha deteriorado en los últimos tres meses. Uno de los principales barrios afectados es El Condado, donde viven 350 familias. Hace más de 15 años que les vecines denuncian graves problemas en torno a la calidad y cantidad del agua.

“Nosotros en el barrio hace 90 días y más no tenemos suministro de agua por red. Esto obliga a que los vecinos se tengan que manejar con camiones cisternas que provee la municipalidad que son insuficientes, porque nos da un camión para todo el barrio. Hay demoras de entrega de agua 12 a 15 días, hay gente que está sin agua 7 días y no hay respuesta del municipio sobre qué va a hacer para resolver este problema”, explicó a VillaNos Radio Ramiro Bogado, integrante de la asamblea de vecinos de barrio El Condado.

“El agua no es potable y no se puede consumir. Nuestra situación está agravada porque la provisión venia del dique Las Galerías con poco o nulo mantenimiento. Al romperse la mayoría del barrio quedó sin servicio”, advirtió. Hay gente que tuvo que comprar camiones de agua para poder bañarse, mientras tanto continúan pagando un servicio que no reciben. Bogado decidió comprar un tanque y clorar el agua, como si fuera una pileta de natación, pero no la utiliza para consumo humano.

Vale mencionar que el municipio es el responsable del servicio y que la situación es crítica, porque la baja calidad del agua pone en riesgo la salud pública de les usuaries. “El agua del camión viene directamente tomada del río con muchos residuos, es mucho más contaminada que la de red. Trae afluentes cloacales, nos están dando agua contaminada. No se puede utilizar para cocinar ni para consumo humano. Hay estudios que demuestran la existencia de aguas negras y grises en el servicio que nos están dando”, sentenció Bogado.

Las familias como primera medida exigen que se agilice la entrega de agua y se refuercen los camiones de reparto en el barrio. A su vez, hace años, que demandan un plan de obras que resuelva el sistema de distribución en el barrio.

“Siempre se dijo que se iban a hacer obras para mejorar las redes de distribución. Se prometió un plan durante las elecciones pero nunca se hizo, nunca hubo una solución definitiva”, denunció en referencia a la gestión de Gabriel Musso. A esta situación se suma un incremento tarifario del 48%, que generó el repudio de les vecines.

La asamblea ha impulsado diferentes acciones para visibilizar la situación: corte de media calzada, reparto de folletos, caravanas y la publicación de una solicitada donde se pide la apertura de un proceso de diálogo con el municipio, ya que “los canales de comunicación se encuentran totalmente cortados”.

“El municipio no nos da una respuesta, nos rechazan las audiencias. Queremos conformar una mesa de diálogo para buscar soluciones en conjunto si el municipio tiene la voluntad política es necesario que nos convoque”, manifestó.

Ante la intensificación de las protestas por parte de les vecines, el intendente anunció la adquisición de una planta potabilizadora de agua con el objetivo de mejorar la calidad, presión y el caudal de agua de los barrios El Condado y Cumbre Azul, que son los que presentan mayores problemas.

“Nos da como respuesta una planta potabilizadora, no hay un decreto, los concejales no saben decirnos de que se trata”, enfatizó Bogado, dando cuenta de la falta de diálogo con el municipio.

Dado que las denuncias sobre el servicio se acumulan desde hace años, el centro vecinal presentó un amparo reclamando por la provisión de agua. El juzgado de Cosquín manifestó que no era competente y lo derivó a los tribunales de Cruz del Eje. “Dictaminaron que no se podía comprobar que se estaba incumpliendo el servicio. Fue un fallo político a todas luces”, analizó.

“No solo Cosquín tiene este problema, sino muchísimas localidades.  La provincia tiene que dar algún tipo de respuesta ya que es su competencia. Necesitamos que haya voluntad política para resolver esto”, agregó.

El servicio está a cargo del municipio con la excepción de los barrios Molinari y San Jorge, donde la prestadora es la cooperativa Villa Parque San Jorge. En ese sentido, Bogado destacó el trabajo que realiza: “Presta un servicio excelente la cooperativa. Es el único barrio que no tuvo problemas, sacan agua del río que es clorada y tratada. Está funcionando hace más de 15 años, se empezó a regularizar desde el año 2012 y desde el 2016 brinda un servicio de alta calidad”.

En estos barrios, no se ha registrado un corte de agua por más de 24 hs. para concretar arreglos a las cañerías. “Es un servicio que a nivel económico es mucho más barato de agua más limpia y mejor tratada”, subrayó.

La solución que proponen les vecines es que se gestione la prestación para el barrio a través de la cooperativa. “Es una opción posible. La única que garantiza buen servicio en la localidad es la cooperativa”, concluyó.