Conectividad en emergencia: las escuelas se organizan para demandar una respuesta del municipio

Educación Política - Municipal Portada

La pandemia profundizó la desigualdad educativa. La brecha tecnológica y la falta de conectividad margina del sistema educativo a estudiantes y familias que no cuentan con los dispositivos ni el acceso a internet para sostener las clases en su modalidad virtual.

En ese contexto, un grupo de directivos de establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario, tanto públicos como privados de nuestra ciudad, decidieron presentar una nota dirigida al intendente Daniel Gómez Gesteira y al cuerpo legislativo para solicitarles una reunión urgente y tratar el tema.

“Hay chicos que no están conectándose con la escuela y los docentes. No están pudiendo desarrollar su oficio de estudiantes. Esto nos llevó a que nos encontremos casi todos los directivos de Carlos Paz de escuelas públicas primarias, secundarias y también algunas privadas”, contó en VillaNos Radio María Elena Ribetti, vicedirectora del Ipem 359 “Arturo U. Illia” de Carlos Paz.

“La problemática está tocando en todas las escuelas. El mayor problema es la falta de vinculación tecnológica de un gran número de nuestros estudiantes que está rondando en un 50% promedio. (…) Hay escuelas periféricas donde el porcentaje aumenta”, agregó.

A partir de este relevamiento surgió la idea de acudir al municipio y al Concejo de Representantes y plantear alguna posible solución en conjunto. Los directivos presentaron una nota el viernes 25 de junio, pero hasta el momento no recibieron ninguna respuesta oficial.

“No hay estadística local, pero si mucho de gestión en cada escuela conocer la realidad de cada estudiante. Las problemáticas son diversas por la pandemia y la falta de trabajo. En algunos hogares se dejó de pagar el servicio de internet, en otros no hay dispositivos para conectarse”, detalló.

Ribetti relató que muchas familias tienen un sólo teléfono. Lxs adultxs lo utilizan para trabajar durante todo el día y recién a la noche lxs estudiantes pueden empezar a utilizarlo para resolver lo que necesitan de la escuela. A esa hora demandan la atención de lxs docentes.

“Otro de los casos que estamos viendo es de familias que se están desintegrando, porque los padres les dicen a los chicos: ‘Andá durante la semana a la casa de la abuela que tiene internet’”, afirmó la profesora. Esto termina rompiendo la convivencia y desarraigando a lxs alumnxs de sus hogares.

La problemática se ha ido profundizando por el impacto económico que la falta o disminución del trabajo ha generado en muchas familias.

“Son muchos hogares en estas condiciones. (…) Es increíble ver que sucedan estas cosas y no se pueda dar respuesta. Nos interpela y nos hace pensar qué tenemos que seguir haciendo como escuela, cómo nos puede seguir ayudando el Estado y cómo puede intervenir de manera más consciente”, manifestó.

La docente advirtió que hubo deserción escolar tanto en el ciclo lectivo 2020 como 2021. Esto significa que se cortó el proceso pedagógico con alumnxs que no han podido conectarse a las clases virtuales ni entregar los trabajos. “Se planteó como una alternativa tener material impreso, pero no genera vínculo ni con el docente ni con el aprendizaje”, indicó Ribetti.

“La brecha que genera esta falta de conectividad es terrible no puede dejar de estudiar porque no tenga internet. Ahí vemos lo mas grave de la cuestión. En esta línea hicimos las gestiones con el municipio y el Concejo”, añadió.

En cuanto a la conectividad de las instituciones educativas, la profesora planteó un panorama preocupante: “Hay algo de internet en algunas escuelas, no de buena calidad ni suficiente en la mayoría. Imaginamos que a través del municipio se puede gestionar unas redes abiertas en torno de la escuela si tuviera una red abierta los chicos podrían acercarse a la plaza y conectarse y empezar a sumar para hacer sus tareas

Al advertir la gravedad de la situación y sin que haya existido un espacio formal habilitado por el municipio para resolverla, se decidió pedir una audiencia con el ejecutivo y legislativo para poder plantear algunas propuestas.

Los directivos plantean que cada escuela pueda funcionar como un nodo de internet y permita que lxs estudiantes del barrio se conecten de manera libre y gratuita a una red abierta, en el caso de que dispongan de sus dispositivos tecnológicos. En el caso que no los tengan, algunas escuelas disponen de netbook para poner al servicio de sus alumnxs.

“Es imperiosa la urgencia de buscar soluciones y que no nos quede ningún estudiante afuera. Esto ya no es un problema que afecta a los barrios mas vulnerables, realmente afecta a todos. El Estado debe estar presente. Ha sido muy escasa la respuesta que hemos recibido”, reafirmó.

También calificó como “extremadamente lenta o insuficiente” el aporte estatal en cuanto a equipamiento tecnológico. EL IPEM 359 recibió algunos equipos nuevos recientemente, pero no les está llegando a otras escuelas.

 A su vez, planteó que hay jóvenes que se encuentran en emergencia alimentaria. “Hay familias que no están comiendo, menos los estudiantes van a poder conectarse y producir algún aprendizaje. Es tremendo cuando a la escuela viene una familia que dice que no come y desde el equipo de directivo y docente tratamos de gestionar para acercarle algo”, denunció.

“Estas cuestiones se repiten cada vez con más frecuencia. La realidad es muy compleja”, opinó. Vale mencionar que el Paicor se transformó desde que comenzó la pandemia en cajas con mercaderías o módulos que se entregan a las familias. “No terminan de resultar suficientes. Los chicos no tienen un plato de comida caliente como cuando estábamos en situación presencial”, enfatizó.

“Tiene que estar presente el Estado. Tiene que ver esta realidad y tratar de buscar soluciones en forma conjunta. (…) La complejidad nos sobrepasa lo que puede atender la escuela, de ahí que es fundamental la mirada del Estado”, finalizó.

Este lunes se organizó una conferencia de prensa a las 10.30 hs. en la sede del IPEM 359 “Arturo U. Illia” (Azopardo esq. Irán) para abordar la problemática de la conectividad y la implementación del Plan “Egresar”.