Capilla del Monte: Vecines denuncian falta de agua y mantenimiento en las instalaciones del servicio que da el municipio

Ambiente Cooperativismo Portada

Vecines de la localidad de Capilla del Monte iniciaron una serie de reclamos por las deficiencias en la calidad y cantidad de la prestación. El servicio está brindado por el EMOSS (Ente Municipal de Obras y Servicios de Saneamiento). Desde noviembre se registran una serie de cortes que se fueron intensificando con el paso de los días.

Silvia Guaraz, vecina integrante de la asamblea socioambiental de Capilla del Monte, realizó una cronología del deterioro del servicio en los últimos meses: “Desde noviembre estamos recibiendo 4 hs. de agua por día. El 30 de noviembre recibimos cada vez menos. Los barrios en las zonas más altas se estaban quedando sin agua. El 8 y 9 de diciembre no hubo mucha presión y se empezó a cortar un poco más. (…) El 11 o 12 de diciembre no teníamos una sola gota de agua y los camiones no llegaban a todos los barrios”.

A medida que el suministro se hacía más intermitente, tomaba fuerza la explicación de las autoridades municipales que responsabilizaba al tiempo meteorológico y la sequía que afecta a la región por la situación.

Sin embargo, fue el intendente Fabricio Díaz quien, a través de un video, explicó la situación de provisión de agua y reconoció los problemas técnicos que afectan al dique Los Alazanes, que abastece a la mitad del pueblo.

“Estamos con serios problemas para la distribución del agua potable de red. Por la sequía y por la obstrucción que tuvimos en la válvula de Los Alazanes. Es un tema muy delicado”. Además, Díaz explicó que se implementaron sistemas de sifones desde el dique El Cajón para tratar de reemplazar el caudal que vertería la válvula del dique Los Alazanes, pero que no está dando abasto para la demanda que tiene Capilla del Monte. A esto se suma la caída de una línea de energía de EPEC que afectó el ingreso de agua a la planta potabilizadora.

Por eso, se resolvió abastecer a los barrios más afectados con camiones cisternas. “Había gente que no tenía ni una sola gota de agua. No hubo mantenimiento ese es el problema, no se hizo en tiempo y forma. Todo el pueblo quedo sin agua. La gente empezó a reclamar, pero no daban una respuesta concreta”, detalló Guaraz.

En ese contexto se concretó una marcha el lunes 14 de diciembre para reclamar por la falta de agua. “Nos movilizamos a la puerta de EMOSS y a la municipalidad. Mucha gente con niños, personas mayores y discapacitadas que necesita tener un suministro. El agua es un derecho universal no podemos estar con esto”, advirtió.

A la explicación de Díaz se sumó el Secretario de Planeamiento Urbano, Bruno Albertalli, que especificó que “las válvulas están tapadas por las cenizas provocadas por los incendios”.

Mientras tanto, les vecines sostienen que la crisis hídrica que atraviesa la zona se debe a la ausencia de planificación y obras necesarias para mantener el servicio funcionando correctamente. “Se tendrían que haber tomado medidas antes que se llegue a este estado. La planta potabilizadora no tuvo mantenimiento y nunca se agrandó”, afirmó Guaraz.

“Está gestión no está dando muy buenos resultados. Siempre hay problemas y le echan la culpa al clima y la falta de lluvias. No podemos rogar que llueva para que no falte agua, van cambiando autoridades y el problema siempre es el mismo”, enfatizó.

Agua con mal olor, cortes prolongados del servicio y soluciones a largo plazo que nunca llegan, llevaron a que la mayoría de la gente decida comprar bidones de agua para el consumo de sus familias. Otra preocupación que se suma es que no obtienen respuesta a los pedidos de audiencia dirigidos al intendente y a la Directora de Ambiente, Sofía Pedraza.

“Desde hace más de un año pedimos una reunión y no hemos sido recibidos uno de los temas es el del agua, la basura y el ordenamiento territorial”, señaló.

A partir de los debates que vienen dando les vecines movilizados por esta situación, surge como alternativa la opción de conformar cooperativas para que puedan garantizar la prestación del servicio en la zona. “Nos tendríamos que unir y ver una solución general, tener reuniones con el municipio y otras regiones y buscar una solución real. Hay que fortalecer las redes en todo lo que es Punilla con esto y muchos temas que nos están adeudando desde lo ambiental y lo social”, expresó.

La perspectiva que se va fortaleciendo es que la organización de los propios vecines sea la herramienta para garantizar que mejore la calidad de vida de los pueblos. “A partir de esto se está generando una mirada más profunda sobre esta alternativa, nos estamos planteando el tema autogestivo. Es una gran solución que los propios vecinos nos organicemos para tener un buen vivir”, propuso.

Y destacó la fuerza de las comunidades para poder construir un servicio de calidad: “Hoy en día está funcionando mucho más lo autogestivo, donde el propio vecino se interesa en el buen vivir. Todos los otros sistemas se están cayendo”.

Foto: Portal Capilla del Monte Noticias