“Armamos una gran radio escuela para todo el país”, valoraron en el cierre del ciclo Seguimos Educando

Comunicación Educación Portada

El retorno a la presencialidad escolar marca el cierre de una etapa para el programa “Seguimos Educando”, la propuesta elaborada por el Ministerio de Educación de la Nación junto a la Secretaría de Medios y Comunicación Pública para dar continuidad a los procesos educativos en pandemia. 

La experiencia comenzó en marzo del 2020 y consistió en desarrollar contenidos educativos para los diferentes niveles (inicial, primario y secundario) que fueron transmitidos a través de las señales de radio y televisión  la radio y la televisión dependientes de la órbita de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública. 

Además, mediante la resolución N° 106/2020 se creó el portal seguimoseducando.gob.ar, acompañando las resoluciones emitidas por la cartera educativa, sobre la suspensión de las clases presenciales en todos los establecimientos educativos.

La iniciativa fue impulsada para seguir garantizando el acceso a la salud en momentos históricos para el país y el mundo, al decretarse el aislamiento social preventivo y obligatorio para evitar la propagación del coronavirus. 

A días de finalizar el ciclo, VillaNos Radio dialogó con Daniela Morán, coordinadora del Seguimos Educando por Radio quien recordó que la puesta en marcha de la propuesta se dio en un contexto de absoluta incertidumbre.

“Sabemos que somos un país federal y la conectividad que hay en las grandes ciudades no existe en el interior del país y en zonas de frontera. En ese sentido se incorporó la radio como una de las herramientas principales. Se trató de crear algo nuevo. 

“Si bien existen las radios escolares o programas de radio hechos por escuelas o docentes con iniciativa, no había una apuesta pensada en el sentido que lo hicimos. El objetivo fue acompañar la no presencialidad armando una gran radio escuela para todo el país”, valoró. 

Sostuvo que uno de los desafíos principales fue dar cuenta del federalismo, considerando que toda la producción de contenidos se hacía desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Montamos una escuela en la radio. Había turnos, los docentes llegaban al estudio, cada uno tenía su guía, su asignatura y su tema para comentar. Eso se mantuvo así hasta junio de 2020 y luego hubo una apuesta del Ministerio a hacer un acompañamiento en algunos contenidos que sean más amables también para el sistema de medios, porque es difícil dar clases sin ver a la persona a la que se habla. Fue un desafío muy grande, pero también muy lindo”, destacó. 

Además afirmó que “con la radio se logró un alcance que con los otros medios no sucedió”. “Hubo un impacto muy importante en el interior de las provincias y en las zonas de fronteras”, expresó y subrayó que a la amplia cadena de Radio Nacional se sumaron también las radios universitarias y las comunitarias nucleadas en distintas redes, entre ellas FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias). 

“El audio llega de manera más rápida que una imagen. es más accesible a las desigualdades económicas y también permite una programación más federal. Es más difícil llegar con una cámara a un territorio que con un teléfono para tomar una voz del interior del país. En términos de producción, la radio cumplió ese rol federal del proyecto general”, dijo y añadió con orgullo: “Siete horas de programación educativa fue un hito histórico”. 

En ese sentido sostuvo, además, que la experiencia del Seguimos Educando fue casi única en el mundo. De hecho, la propuesta recibió el reconocimiento de la Televisión América Latina (TAL). “Fuimos un poco pioneros. Se salió muy rápidamente y eso ayudó a contener las incertidumbres que había en ese momento. Fue una gran apuesta política que sirvió como paliativo en la pandemia. No existe otra experiencia a nivel mundial. Sí hubo réplicas similares, pero no con la misma magnitud”, aseguró. 

Ante los cambios de autoridades en el Ministerio de Educación y en la Secretaría de medios no está claro si habrá una continuidad de la experiencia. Para Morán queda un chispa encendida que ha permitido aprovechar al máximo a la radio como herramienta pedagógica. “Hay un espíritu de retomar esta experiencia, sino en algún momento seguramente se va a retomar”, manifestó.