Ante la falta de respuestas, se refuerza el plan de lucha del personal de salud municipal

Portada Salud Trabajo

Sin posibilidad de diálogo con el gobierno de Carlos Paz Unido, el personal de salud municipal refuerza  el plan de lucha en reclamo por mejores condiciones de trabajo.

Tras la marcha de las antorchas del viernes, la semana arrancó con asambleas tanto en el hospital municipal Gumersindo Sayago como en los distintos Centros de Atención Periférica. Allí se decidió convocar para este jueves a las 11:00 a una asamblea pública vecinal y abrazo solidario al hospital como acciones para seguir dándole visibilidad a la demanda.

“Haremos una convocatoria general a todos los centros vecinales e instituciones intermedias de la ciudad. Haremos una asamblea vecinal donde puedan expresarse y culminar con un abrazo simbólico al hospital Sayago en defensa del centro de salud, de los dispensarios y de toda el área de salud”, dijo a VillaNos Radio Hugo Duran, secretario general adjunto de ATE.

Vale recordar que una de las principales demandas es la reincorporación de los ocho trabajadorxs despedidxs y la vuelta atrás a los traslados arbitrarios.

“La idea es poder sentarse hablar. No hay ninguna motivación de otra índole que no sea mejorar la calidad de vida de los trabajadores de la salud y también reprogramar la actividad que cada hospital y dispensario desarrolla en cuanto a los pacientes. Hay un montón de cosas necesarias no solamente un incremento salarial justo, sino más personal y equipamiento para poder enfrentar la pandemia.

“Dejamos abierta una instancia de diálogo para ser convocados por el ejecutivo o con quien este designe a los efectos de poder resolver este conflicto. Asignamos toda la responsabilidad al intendente, él es responsable de las complicaciones en la atención”, añadió Durán.

Además sostuvo que los despidos y traslados ya han provocado que en algunos dispensarios se reduzcan los horarios de atención. “Esto se agrava cada vez más con los que menos tienen, con los que más utilizan el sistema público de salud para los sectores más desprotegidos de la villa”, describió y añadió que las autoridades municipales no solo no acceden a dialogar, sino que la respuesta hasta el momento han sido “amenazas y aprietes” al personal de salud.

“Si esto sigue así, el plan de lucha se va a profundizar en el sentido de hacer notar a nivel municipal, provincial y nacional también cual es la situación que traviesan los ciudadanos de la villa y el personal de salud”, indicó.