Acampe piquetero: “Los barrios están subsumidos en la más absoluta miseria”

Política - Nacional Portada

(Foto: Resumen Latinoamericano) Las organizaciones sociales y de izquierda que integran el bloque de “Unidad Piquetera” desarrollaron un acampe por más de 48 horas frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social. El objetivo fue exigir la reapertura apertura de nuevos programas de empleo y políticas alimentarias.

La actividad comenzó el miércoles 30 de marzo por la tarde e implicó un fuerte operativo policial que involucró tanto a las fuerzas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como al gobierno nacional.

“Esto es producto de lo que el gobierno no quiere ver. Los funcionarios solo se llenan la boca de palabras y lo que no se enteran es que los barrios están subsumidos en la más absoluta miseria. Hay hambre real. La gente está comienzo una vez por día, si que es come”, expresó Carlos Aznárez, director de Resumen Latinoamericano y militante social.

Las organizaciones demandan más recursos para el sostenimiento de comedores comunitarios, la reapertura y nuevas incorporaciones al programa Potenciar Trabajo, que cuenta con 1,2 millones de beneficiarios de la economía popular, en concepto de pago de medio salario mínimo – unos $16.500– como contraprestación por su trabajo en, principalmente, cooperativas y municipios.

La medida se replicó en distintos puntos del país, como es el caso de Córdoba donde hubo concentración en Colón y General Paz y luego despliegue del acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Las organizaciones piqueteras han endurecido su plan de lucha ante la falta de respuesta del gobierno nacional. “El gobierno dice ‘estos son los planeros’, pero está claro que con 16 mil pesos no vive nadie en este país”, señaló en diálogo con VillaNos Radio.

“Dice: ‘tienen que conformarse con estor porque no hay posibilidades, el Fondo monetario nos está apretando’. Dinero siempre hay. Si hay dinero para pagar la deuda, ¿Por qué no se paga la deuda interna?”, se preguntó y agregó: “Los que pactan con el FMI son los gobernantes. Que se haga un referéndum y veremos si el pueblo está de acuerdo en pagar la deuda con el Fondo”.

Aznárez valoró que otros movimientos sociales como la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que hoy está más cercana al gobierno de Alberto Fernández, también decidieron movilizar. “Ellos apoyan al Frente de Todos, pero no les está llegando la comida para sus merenderos y comedores. Es decir: ellos también están sufriendo esta crisis, a pesar de que son los más acomodados”, consideró.

En esa línea vale decir también que el dirigente del MTE, Juan Grabois, también se acercó al acampe piquetero a expresar su solidaridad, reivindicando la justeza de reclamo. El dirigente, junto a distintas organizaciones sociales, realizaron un reclamo ante la ANMAT por la discontinuidad de la entrega de alimentos y al bajo contenido nutricional de los que se brinda.

“La población está sufriendo las consecuencias de planes económicos que son equivocados”, evaluó Aznárez.

Tras el levantamiento del acampe el viernes 01 de abril por la tarde, las organizaciones adelantaron que realizarán asambleas barriales para “debatir acciones en caso de que el Gobierno no dé respuestas desde el Ministerio de Desarrollo Social a las demandas”.

Vale recordar que en el Plenario Piquetero donde se definió el plan de lucha había quedado establecido que el miércoles 13 de abril habría movilizaciones y cortes de ruta en todo el país. También está prevista una larga movilización hacia el Ministerio Desarrollo Social en la ciudad de Buenos Aires.