“A un modelo de precarización y apriete, se impone un sindicalismo unido”

Gremial Portada Trabajo

A partir de una convocatoria lanzada por ATE, este miércoles se concretó una reunión abierta entre trabajadorxs municipales (afiliados o no) con el objetivo de trazar horizontes de trabajo conjunto para defender derechos laborales. También se convocó a los representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias, que son los gremios hoy están teniendo participación en la órbita municipal.

En el caso del STM se invitó tanto al actual secretario general, José Altamirano, como al referente de la propuesta alternativa que pretende disputar la conducción del gremio, Sergio Nievas. Sin embargo, ninguno de los dos se hizo presente. Sí estuvo el secretario general del SIPOS, Gustavo Valdéz, acompañado por la secretaria administrativa Silvina Sayago. En representación de ATE estuvieron el secretario general adjunto Hugo Durán, el secretario de Formación Cesar Theaux y la secretaria de prensa Julia Giuliani.

En el encuentro se hizo un diagnóstico de la situación señalando que la precarización laboral y las situaciones de amenaza y amedrentamiento constituye hoy uno de los principales problemas a la hora de pensar la organización y sindicalización de lxs trabajadorxs.

“El encuentro ha sido sumamente positivo. Nos hemos encontrado con un diagnóstico compartido tanto con SIPOS como con los trabajadores que se acercaron a participar. Transitar un camino juntos se torna indispensable. A un modelo que es de precarización, apriete y de ir con salarios a la baja se impone un sindicalismo unido y con participación de la gente y eso no se logra de la mañana a la noche”, dijo Durán al término de la reunión.  

Reiteró la necesidad de abrir canales de diálogo con las autoridades municipales: “Es necesario que el municipio entienda que los trabajadores no son los enemigos ni pretendemos cobrar una fortuna. En muchos casos el diálogo implica mejores condiciones de trabajo y mejorar los servicios, lo cual retunda en un beneficio para los vecinos”.

Por su parte Valdéz sostuvo que el encuentro es el puntapié inicial de la unidad en la acción. “Siempre una instancia de unidad entre organizaciones sindicales es positiva. Los trabajadores de ambos gremios están siendo muy agredidos. La patronal está sancionando a los trabajadores que deciden adherir a la construcción de una herramienta sindical que verdaderamente los represente. Estamos unidos por la convicción, pero también por el espanto”, reconoció.

Durante la reunión se compartió la situación de que cuatro trabajadorxs del servicio de agua fueron apercibidos de manera irregular, sin detallar cual es la conducta que se les reprocha ni garantizarles el derecho de defensa ni el debido proceso. “Hay un director de Recursos Humanos que no entiende como funciona un Estado de derecho y actúa como si fuera un príncipe en un Estado monárquico. Fueron cuatro sanciones donde incluso se los advierte que va con anotación en el legajo. Es decir, empiezan a ensuciar los legajos de los compañeros que fueron transferidos de la Cooperativa al municipio”, advirtió y remarcó: “Se les aplicó una sanción sin darles la posibilidad de hacer un descargo”. 

En este sentido, el dirigente del SIPOS reiteró la importancia de mancomunar esfuerzos entre los gremios para evitar este tipo de agresiones que buscan desalentar la organización obrera. “La unidad tiene que ver con esto: somos dos sectores de trabajadores del Estado municipal muy agredidos. En términos constantes o estratégicos, como es la precarización laboral, y también en el hostigamiento permanente a los compañeros en su trabajo cotidiano”.