A seis años de la desaparición de Hernán Sánchez su familia denuncia que la causa está “estancada”

DDHH Justicia Portada

Hernán Sánchez fue visto con vida por última vez el 19 de diciembre de 2014, aproximadamente a las 7 de la mañana. A las 8:26 se registra la última comunicación a través de su teléfono. A partir de ese momento, no se supo más nada.

Durante esas primeras horas, su familia se lanzó a buscarlo por todos los medios posibles y empezar a denunciar lo sucedido, sin ningún resultado. Finalmente, el cuerpo sin vida del joven fotógrafo fue hallado el 13 de marzo de 2015, de manera fortuita, en el marco del operativo de búsqueda que se había desarrollado en el Cerro de la Cruz por la desaparición de Andrea Castana, que fue encontrado unas horas más tarde en otro sector del Cerro de la Cruz.

Estaba a unas seis cuadras del departamento donde vivía, por el ingreso al cerro de calle La Rioja. Desde aquel trágico día la justicia sigue sin aportar ninguna respuesta sobre cómo se produjeron estas muertas y quienes son los responsables.

“Venimos seis años sin respuesta, exigiendo justicia y un poco indignados. No tenemos respuesta de nadie. La causa está en el Tribunal Superior de Justicia de la provincia, apelamos a la decisión de Mazzuchi”, expresó Sandra Sánchez, hermana de Hernán.

Vale recordar que la causa en su etapa de instrucción estuvo en manos de la fiscalía N° 2 a cargo de Ricardo Mazzuchi, quien solicitó su archivo bajo la carátula de suicidio. Esta decisión fue apelada por la familia que sostiene la hipótesis de que Hernán fue asesinado.

“Nadie nos ha dicho nada. Hace dos años fue la última vez que vimos al abogado. Nos dijo que la causa iba a seguir así hasta que aparezca un testigo con datos contundentes, mientras tanto no se podía seguir investigando ni hacer nada”, explicó. El abogado que representa a la familia es Carlos Nayi, conocido por tener a su cargo los casos de mayor repercusión mediática en Carlos Paz, entre ellos el de Andrea Castana.

La familia denuncia cada año a través de sus redes sociales el fortalecimiento de la impunidad y las irregularidades que presentó la investigación desde un comienzo, donde la segunda autopsia fue impugnada por la familia por no contar con su autorización ni perito de parte. “La causa no está cerrada, pero está parada, está estancada. Los únicos datos que tenemos es de las personas que los vieron por última vez. No podemos saber que pasó después de las 5 de la mañana del viernes 19 y por eso seguimos exigiendo justicia”, manifestó.

“Siempre tenemos esperanzas de que puedan decirnos que pasó. Ahora estamos tratando de estar más tranquilos para poder hacer nuestra vida más normal”, sentenció.

El cuerpo de Hernán Sánchez permanece en la morgue judicial. Y desde allí, sigue clamando por justicia.

Fuente: La Jornada