#8M: Justicia por Todas, la consigna que movilizó a Villa Carlos Paz

Géneros Justicia Portada

El Paro Internacional de mujeres, travestis, trans y personas no binarias tuvo su expresión en diferentes partes del mundo. Todos los 8 de marzo se conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad, el reconocimiento y ejercicio efectivo de sus derechos.

Desde el 2015 en Argentina, el movimiento #NiUnaMenos comenzó a darle notable visibilidad a los crímenes y abusos de la violencia machista. Es por ello que los reclamos de justicia se replican en distintas partes del territorio nacional.

En el caso de Villa Carlos Paz, la Asociación Civil Empoderar fue la organización convocante que decidió resumir la convocatoria en una sola consigna: “Justicia por Todas”.

“Otro 8 de marzo en las calles de Carlos Paz, de la Argentina y del Mundo que nos encuentra juntas, organizadas y en las calles. Con el pluralismo y la diversidad que caracteriza al movimiento de mujeres e identidades diversas bajo una lucha común e histórica”, expresaron desde Empoderar en el documento final.

Y remarcaron que “la falta de perspectiva de género en la justicia, la precaria implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas, las trabas para el acceso al aborto, entre otras, influyen negativamente en nuestras vidas y derechos, permitiendo que el patriarcado siga vigente a costa nuestra. Por eso nos unimos en la consigna: basta de femicidios, travesticidios y transfemicidios”.

Denunciaron, además, que en lo que va del 2022 hubo 52 femicidios.

Una mujer fue asesinada cada 26 horas en Argentina. En nuestra ciudad, en menos de seis meses hubo dos femicidios. Dos mujeres brutalmente asesinadas tras haber denunciado o intentado denunciar a su agresor en múltiples oportunidades. Por eso es urgente que hoy nos encontremos en las calles de Carlos Paz y de todo el país, para alzar nuestra voz, nuestras banderas y empuñar la lucha en contra de la violencia de género para que no nos sigan matando”, enfatizaron.

El reclamo de justicia por Andrea Castana se hizo oír en la voz de su amiga, Macarena López Salvans, quien marchó con una remera que tiene estampada la mirada de Andrea. “Su caso sigue impune, la justicia sigue en silencio y no hay absolutamente nada”, dijo.

La hija de Yolanda Romero, Sabrina Oviedo Romero, también se animó a hablar frente a las personas presentes en la plaza. Aferrada a la imagen de su mamá, la joven expresó: “Estoy acá para pedir justicia por mi mamá. Le pido a todos que me acompañen a marchar. La causa hoy está caratulada como homicidio calificado por ensañamiento, pero tanto mi familia como yo creemos que se trata de un femicidio. Pido justicia y que los tres detenidos paguen por todo el sufrimiento y el daño que me hicieron”. La joven marchó acompañada por amigxs y familiares que también llevaban en alto la imagen de “Yoli”.

Desde la agrupación Jóvenes Transformando también denunciaron la falta de avances en la denuncia por abuso sexual que involucra al exfuncionario municipal, Horario Gigena. Micaela Farías, referente de la organización, leyó un comunicado y agregó: “Nos parece importante recalcar que esta persona sigue en política. Claramente él no está al frente, pero se sigue acomodando para mantener nichos de poder. Eso es lo que no podemos permitir. No puede seguir esta complicidad social de aquellos políticos y políticas que lo siguen respaldando”. 

La agrupación Pan y Rosas fue la ultima en leer su comunicado y reforzó la perspectiva internacionalista de esta fecha. En la misma línea, se pronunciaron en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. “Hoy es un paro internacional y en todas las ciudades del mundo se están movilizando. No nos tenemos que olvidar que no hay un límite de fronteras, sino que hay que ir por una lucha internacional. Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, reforzó Sonia Da Cruz, referente del espacio.

Femicidios e impunidad

La impunidad del femicidio de Andrea Castana sigue siendo el más emblemático, ya que a siete años del crimen aún no se han determinado quienes fueron los responsables. Pero a eso se suman los femicidios más recientes: el de Yolanda Romero (ocurrido el 7 de septiembre de 2021) y el de Susana del Valle Sosa (perpetrado el 6 de febrero pasado).

Pero si hacemos un repaso más extendido en el tiempo, la lista del horror se extiende. Solo por mencionar algunos: Carina Drigani (44), el 5 de mayo de 2016 apareció asesinada en el arroyo la Aguada de Icho Cruz; Ingrid Vidosa (25), asesinada el 24 de agosto de 2015 en el Cerro de la Cruz de Villa Carlos Paz; Nadia Soledad Oviedo (33), víctima de femicidio ocurrido el 16 de noviembre 2014 en Icho Cruz; Daiana García (16), fallecida el 8 de diciembre de 2013 en Villa Carlos Paz tras recibir un disparo al interponerse en una discusión entre su amiga y su primo.

A eso se suma el femicidio vinculado de Axel (4) y Thiago (2) Liendo, ocurrido el 1 de diciembre de 2008 en Las Jarillas (San Antonio). Ariel Liendo, padre de los niños, los asesinó para dañar a su madre, Cecilia Guzmán, quien había tomado la decisión de separarse de él.

A eso se suma también la desaparición de Miriam Domínguez (33), ocurrida el 1 de febrero de 2008 en Villa Carlos Paz. Su familia apunta como responsable a su expareja, Fabian Cufré, quien también tendría con vínculos con la policía.

 

Tagged