“170 personas que son las que se necesitan para brindar un servicio de calidad”

Coopi Portada Servicios Públicos

El Ministerio de Trabajo convocó el jueves pasado al municipio y al SIPOS (Sindicato del Personal de Obras Sanitarias) para seguir adelante con el trámite de expresión de voluntad de traspaso para aquellxs trabajadorxs incluidos en el laudo arbitral para ser absorbidos por el municipio en caso de que éste comience a brindar el servicio de agua.

Cabe recordar que el laudo precisa que son 118 lxs trabajadorxs que se necesita para brindar el servicio de agua. El numero sale de “establecer un valor promedio de 3,5 operarios cada mil conexiones domiciliarias y que para el caso de Carlos Paz superan el centenar de trabajadores dando pautas mínimas que incluyen, además, al proceso de saneamiento como estructura funciona integrada”.

De esos 118, 102 ya fueron identificados con nombre y apellido y son quienes han sido convocados a firmas en las últimas audiencias. Desde el SIPOS vienen remarcando que faltan identificar a lxs otrxs 16 para completar la lista.

Roque “Buyu” Merlos, trabajador de la COOPI e integrante de la comisión directiva del SIPOS, sostuvo también que “el municipio está obligado a cumplir con los derechos laborales que los trabajadores tienen hoy en la COOPI”. Y enfatizó: “Así lo dice el laudo y esa es la parte que como sindicato estaremos atentos a hacer cumplir”.

Hasta el momento son 84 las personas que expresaron su voluntad de traspaso cuando el servicio de agua esté en manos municipales. Desde el gremio pedirán, en la mesa de negociación, que aquellos lugares que queden vacante sean ocupados por trabajadorxs que ingresaron en 2019 y 2020 y que el laudo ministerial excluyó al plantear unilateralmente un corte a diciembre de 2018.

Uno de los afectados por esa decisión es el ingeniero civil Pablo Romano, quien quedó efectivo para trabajar en la COOPI en 2019. Romano fue uno de los profesionales que, tras la última creciente que afectó el funcionamiento de la planta potabilizadora de agua, grabó un video en el que explicó cuál era la falla. Desde el municipio, mientras tanto, los funcionarios utilizaban los micrófonos y minutos de aire en los medios de comunicación para tejer falsas teorías de sabotaje.

“La gente capacitada que se necesita para brindar un servicio confiable, no le alcanza con 102 personal. Eso lo sabemos pro los años de experiencia que tiene la COOPI. A nosotros nos implica hoy unas 170 personas que son las que se necesitan para brindar un servicio de calidad”, dijo Romano en diálogo con VillaNos Radio.

“La gente sabe que, si se queda sin agua, levanta el teléfono y en menos de una hora tiene un camión cisterna que le está llenando el tanque. O si hacen algún reclamo por algún caño roto, en menos de una hora también las cuadrillas están interviniendo. Ese tipo de celeridad para trabara, con una cantidad reducida de compañeros que tienen experiencia más la gente que puede sumar la municipalidad, no le va a alcanzar para brindar un servicio de esa calidad. Más allá de que se cobre más barato como dicen que lo van a hacer, no es la idea de que disminuya la calidad del servicio”, remarcó.    

El Ministerio de Trabajo convocó a una nueva audiencia que tendrá lugar el martes 20 de abril a las 10.00 horas para que se siga con las firmas de expresión de voluntad de traspaso cuando el servicio de agua sea brindado por la municipalidad. Será la ultima instancia de ese trámite. Tras ello se concretará una mesa de negociación donde se abordarán los reemplazos y la identificación de los 16 que están pendientes para completar la nómina de los 118.